CAPÍTULO 11

 

 

Hemos considerado que la gran tribulación durará 7 años, y que la iglesia no estará en la tierra, sino en la Jerusalén celestial, las moradas que Cristo fue a prepararle. En ese periodo Dios entrará en tratos nuevamente con la nación de Israel, porque el número de salvados gentiles, llegó a su plenitud.

En este tiempo estarán predicando por todo el mundo, los 144 mil judíos a los de su nación. No cabe la menor duda que son judíos, y que no son los Russelistas, ni los mormones quienes falsamente pretenden ser en el día de hoy esos 144 mil . Ap.14 aclara enfáticamente que son judíos, 12 mil de cada una de las 12 tribus de Israel.

Ellos predicarán el evangelio del reino, como lo afirma el Señor en Mt. 24:14. Y los judíos que en ese tiempo perseveren hasta el fin, resistiendo recibir la marca de la bestia ni adorarla; ellos, serán salvos, pero así como por fuego, porque pasarán por todo el fuego del juicio de Dios. También en ese tiempo de la gran tribulación el Señor levantará a dos testigos, Ap. 11:3 "Y daré a mis dos testigos que profeticen por 1260 días, vestidos de silicio".

Mucho se ha conjeturado sobre quienes serán estos 2 testigos. Algunos dicen que serán Elías y Moisés, basándose en sus características que se describen aquí en Ap.11. Otros creen que serán Enoc y Elías, porque han sido los únicos dos que han ascendido al cielo sin ver muerte. Y dicen: como está establecido que los hombres mueran una sola vez, necesariamente debe tratarse de ellos.

Pero los que opinan así, pretenden desconocer a todas las personas que se nombran en la Biblia que resucitaron, y lógicamente después volvieron a morir. Lo que afirma Dios, es que es la regla general, que todos deben morir una sola vez. Pero Dios es soberano para establecer sus propias excepciones a esas reglas que él ha impuesto al hombre.

Pienso más bien que estos dos testigos que se mencionan en Ap. tendrán "las características" de Moisés y Elías, pero no serán personalmente ellos. Como tampoco Juan el Bautista fue precisamente el mismo Elías que subió al cielo, como lo dijo el Señor cuando sus discípulos le interrogaron sobre la necesidad de que antes de su venida debía venir Elías, a lo que el Señor les contestó: "Elías ya vino, y no le conocieron, sino que hicieron con él todo lo que quisieron. Entonces sus discípulos comprendieron que les había hablado de Juan el Bautista".

Estos dos testigos harán grandes señales, y finalmente serán ejecutados, sus cadáveres serán expuestos públicamente. Pero después de 3 días y medio resucitarán, y el Señor les llevará al cielo. Esta será una gran señal para los judíos, quienes recordaran todo lo que la Biblia dice sobre Enoc y Elías, lo cual ayudará a robustecer su fe que habrá sido brutalmente perseguida durante esos días de juicios y dictadura del anticristo.

El tiempo de los gentiles comienza con una gran imagen; en los días de Nabucodonosor Dn cap. 2 . Y terminará con otra imagen, la del anticristo, Ap. 13:14. La confección de imágenes ha sido la característica más representativa del 4º y último imperio, Roma.

El tiempo de los gentiles comienza y termina con un esfuerzo de unidad religiosa, el ecumenismo. Lo vemos en los días de Dn cap.6, y terminará con Ap. 13 donde el anticristo y el falso profeta obligarán a la humanidad a unirse en una sola religión. Los juicios de la gran tribulación durarán 7 años, y concluirán con la venida en gloria y majestad del Señor Jesucristo hasta la tierra.

La Biblia nos enseña algo muy diferente de lo que dicen los carismáticos en nuestros días. El mundo no será evangelizado, ni las naciones todas estarán aplaudiendo gozosas celebrando su venida, muy por el contrario. En Ap. 19:19 donde Dios describe proféticamente este momento dice: "Y vi a la bestia (es decir, al anticristo), a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el Señor".

En este cap.19 de Ap. Dios nos revela en forma precisa como irá a ser la venida del Señor hasta la tierra. No olvidemos que el Señor sacó de la tierra, arrebató a los cielos su iglesia 7 años antes, es decir, antes de los juicios de la gran tribulación. En esa oportunidad, de acuerdo a lo que Dios dice en 1Ts. 4: 16 /17 el Señor llegó hasta el aire, y se llevó a su iglesia al cielo. Leemos en el verso 17 "seremos arrebatados en las nubes juntamente con los creyentes que resucitaron, para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor".

En cambio aquí en Ap.19 está describiendo la venida del Señor hasta la tierra, dice desde el versículo 11 al 16 "Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS.

Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro. Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES".

Este es el mismo acontecimiento y persona del Señor Jesucristo que se describe en Mt. 24 desde el versículo 27 en adelante: "Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre... E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria". Ahora el Señor viene a tomar lo que le pertenece y que había sido usurpado por Satanás y que el pecado tenía esclavizado.

Veíamos en Ap. 19 que el mundo no estará gozoso ni aplaudiendo su regreso, muy por el contrario, se opondrán y resistirán a su gobierno, todo lo cual dará origen a una gran batalla que se desarrollará principalmente en el valle de Meguido, que en hebreo se llama Armagedón. Como dice Dios en Ap. 16:16 "Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón".

Son varios los pasajes de la Biblia donde se menciona esta gran batalla del Armagedón. En el mismo cap.19 de Ap. a continuación de la venida en gloria del Señor hasta la tierra, se describe esta batalla: Ap.19:17/19 "Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo : venid, y congregaos a la gran cena de Dios, para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes. Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército".

Se refiere a que la mortandad será de tal magnitud, que se presenta como un gran banquete para las aves de rapiña que se alimentarán de esos cadáveres. Curiosamente los hombres de ciencia de nuestros días están sorprendidos por la conducta de los buitres en la zona del medio oriente. Normalmente estas aves empollan solo un huevo cada una, pero en forma inexplicable han comprobado que ahora están encubando 2 o 3 huevos cada una, lo que ha desarrollado una gran cantidad en su población, a tal punto, que las líneas aéreas israelitas han debido cambiar el curso de algunos vuelos para evitar un desastre aéreo, porque cuando alguna turbina de los aviones a reacción atrapa una de estas aves, pone en inminente peligro a esas máquinas.

Esta es una prueba más que Dios está preparando el escenario mundial para ese magno evento, y el regreso del Señor está muy próximo. Todas las señales de su venida están dichas para su venida en gloria hasta la tierra, esto significa que el arrebatamiento de su iglesia está 7 años más cercano.

Mt. 24:32 "De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas".

En la Biblia a Israel se le llama la higuera, y ésta, después de un destierro que duro casi 2 mil años, fue plantada nuevamente el 14 Mayo de 1948, y ha comenzado desde entonces a brotar sus hojas. El tiempo está cerca, a las puertas. Pero decíamos que la 2ª venida del Señor será resistida por las naciones todas, y se desarrollará esa sangrienta batalla del Armagedón.

Zc. 14 dice: "He aquí, el día de Jehová viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos. Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén. Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones. Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente, y el monte de los Olivos se partirá por en medio... y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos".

Son muchos los pasajes de la Biblia en que se refieren a esta batalla del Armagedón, la cual no debe confundirse con la guerra final, que tendrá lugar al final del milenio. En Is. 63 versos 1 al 6 se habla de ella, dice: "¿Por qué es rojo tu vestido, y tus ropas, como del que ha pisado en lagar?...Porque el día de la venganza está en mi corazón, y el año de mis redimidos ha llegado... y con mi ira hollé los pueblos, y los embriagué en mi furor, y derramé en tierra su sangre".

También en Is.2: 2 al 6 hay una alusión a estos últimos acontecimientos. Dn. 2:35 indica el fin del gobierno del hombre y el comienzo del gobierno del Señor con su 2ª venida a la tierra, dice refiriéndose a los 4 imperios humanos que habrían de existir, desde los días de Nabucodonosor, y durante el último, el de Roma, indicando a la Europa unificada por medio de alianzas humanas, añade: "Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras del verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra".

La imagen es la representación de todos los gobiernos del hombre, y ésta será desmenuzada, aplastada con la Roca que es Cristo en su 2ª venida, por medio de la batalla del Armagedón. Tan terrible será esta guerra, que dice en Ez. 39 que estarán durante 7 meses enterrando sus muertos para limpiar los desastres que originó esta guerra, dice del verso 11 al 14

"En aquel tiempo yo daré a Gog, lugar para sepultura en Israel; y lo llamarán el Valle de Hamón - gog. Y la casa de Israel los estará enterrando por 7 meses, para limpiar la tierra. Los enterrará todo el pueblo de la tierra; y será para ellos célebre el día en que yo sea glorificado, dice Jehová el Señor. Y tomarán hombres a jornal que vayan por el país con los que viajen, para enterrar a los que queden sobre la faz de la tierra, a fin de limpiarla; al cabo de 7 meses harán el reconocimiento".

Veíamos que Dios señala con mucha precisión que la segunda mitad de la gran tribulación, serán exactamente 1260 días o 42 meses como también dice en Ap. 11 y Ap. 13. Pero en Dn.12:11 hace referencia a 1290 días que se extenderá la abominación desoladora. Es posible que estos 30 días que aquí se indican, estén contabilizando los días que durará la guerra del Armagedón y la estadía hasta ese tiempo del anticristo en el templo de Jerusalén.

Luego en Dn. 12:12 dice: "Bienaventurado el que espere, y llegue a 1.335 días" Añade otros 45 días extras que pueden corresponder al inicio de la limpieza de los desastres de esa guerra devastadora y a lo que durará el Juicio de las Naciones.

No debemos de olvidar que esta revelación que se le entregó a Daniel, corresponde a los sucesos que tienen relación con el pueblo de Daniel, es decir, Israel, como dice en Dn. 9:24 "70 semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad".



Anterior . _ . Capítulo Siguiente


¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com