CAPÍTULO 10

 

El siguiente juicio que Dios anuncia que sobrevendrá sobre la tierra durante la Gran Tribulación, será el del 2º sello que se encuentra en Ap. 6:3-4 El primero fue la conquista del poder mundial del anticristo, descrito en los versículos previos como el jinete del caballo blanco. Ahora al abrir este segundo sello, sale un jinete montando un caballo rojo, con una gran espada en su mano. Este jinete del caballo rojo aparecerá a los 3 años y medio después de la llegada al poder del anticristo. La falsa paz que él ofreció llegó a su fin, esa aparente prosperidad de su gobierno no pudo seguir extendiéndose por más tiempo, porque sin el Príncipe de paz, no puede haber paz verdadera.

El milenio falsificado del anticristo termina abruptamente en terror y sangre. Porque el color rojo de este 2º caballo, simboliza la sangre, y la gran espada que empuñará su jinete nos habla de la gran guerra que hundirá a la humanidad en una destrucción jamás antes vista. Por lo tanto, este jinete del caballo rojo representa la guerra y la sangre que estremecerá el mundo entero.

El tercer sello que se menciona en Ap. 6:5-6 nos habla de un jinete con una balanza en su mano, y montando un caballo negro anunciando: "Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario, pero no dañes el aceite ni el vino". Es la consecuencia lógica de una guerra que trae el jinete del caballo rojo, inflación y hambre. Dos libras de trigo se venderá por un denario. Un denario corresponde al salario de un día de trabajo. La balanza es símbolo de escasez de alimentos. El vino y el aceite representan los lujos de la vida, por lo que parece ser que los ricos aún conservarán sus privilegios.

El 4º sello que se menciona en Ap. 6:7-8 da lugar al jinete del caballo amarillo, o mejor traducido sería de color pálido. Nos habla de una cosecha inevitable de los dos juicios anteriores, una gran mortandad y pestilencia, es el resultado de una guerra devastadora donde los muertos se dejan sin sepultura debido a la enorme cantidad de víctimas. Este cuarto jinete del caballo amarillo traerá la muerte y la destrucción.

Ap. 6:9-11 describe el 5º sello. "Vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la Palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, Santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?"

Estos son los mártires de la gran tribulación (no de la iglesia) Son los judíos del remanente fiel que ofrendarán sus vidas, antes que adorar a la bestia y recibir su marca. En Dn. cap.3 encontramos relatada la experiencia de los tres amigos de Daniel que fueron echados a un horno de fuego por rehusar adorar la imagen. Este episodio es una pequeña muestra de lo que deberá sufrir el pueblo de Israel durante la gran tribulación.

En este 5º sello se ve que las almas separadas de sus cuerpos carnales, son consciente, pueden hablar y clamar. Su ubicación bajo el altar, nos indica que son mártires de la nación de Israel ofrecidos en sacrificio. Debajo del altar donde quemaron los sacrificios en tiempo de la ley, había un pozo, dentro del cual derramaban la sangre de las víctimas.

El 6º sello que se menciona en Ap. 6:12-17 habla de un gran terremoto. Esto nos indica la gran anarquía que estremecerá el mundo. Grandes cambios físicos que causarán gran temor y que unirá a la humanidad en la primera oración colectiva que incluirá a todos los grandes de la tierra, a los pobres y a los ricos, pero será un grito de angustia sin respuesta.

"Los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado, ¿y quién podrá sostenerse en pie?"

El 7º sello lo encontramos en Ap. 8:1-5 y dice: "cuando abrió el 7º sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. Y vi a los 7 ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron 7 trompetas". La media hora de silencio en el cielo, es el preludio de algo tremendamente terrible que está por suceder.

Ahora el libro de los 7 sellos se encuentra completamente abierto. Hay un silencio de muerte. Esa calma sepulcral es interrumpida por la presencia de un ángel que trae sobre la tierra más destrucción. Hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto. Dice en el verso dos: "Y vi a los 7 ángeles que estaban en pie ante Dios; y se le dieron 7 trompetas.

Ahora comenzaba una nueva serie de juicios que eran anunciados al sonido de trompeta. Ap. 8:7 dice: "El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó toda la hierba verde". Esto será literal, como sucedió en Egipto en los días de Moisés. Algunos ponen en duda que esto pueda ser literal, pero éstos desconocen voluntariamente el poder de Dios, un Dios que puede hacer de la nada un universo que no deja de maravillarnos, ¿No podrá hacer caer sobre los moradores de la tierra una granizada así?

Personalmente me tocó vivir una experiencia impactante, me encontraba de regreso en Australia, cuando en forma repentina comenzaron a caer granizos del tamaño de una pelota de tenis. Fueron pocos minutos, pero bastaron para producir tal desastre en los tejados de las casas y en los automóviles, que muchas compañías de Seguro fueron a la quiebra.

Ap. 8:8-9 "El 2º ángel tocó la trompeta, y una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre". La montaña puede simbolizar un gran reino, como en el caso de Is. 2. Y el mar puede representar a la humanidad, como en Ap.17:15.

En Ap. 8: 10-11 dice que al sonido de la 3ª trompeta, cae una gran estrella sobre la 3ª parte de las aguas, y éstas se hicieron amargas. Quizás un gran meteorito cayendo y esparciendo vapores venenosos en la explosión.

Ap.8:12-13 indica que con la 4ª trompeta las tinieblas envuelven la tierra, como fue en los días de Moisés.

El sonido de la 5ª trompeta, está precedido por un grito de ángel que anuncia lo terrible que será este juicio (Ap. 9:1-12). Parece ser que Satanás estará presente durante el tribunal de Cristo como el acusador de los hermanos.

En Job cap.1 se aprecia que todavía tiene cierto acceso hasta la presencia de Dios, para acusar a los creyentes. Pero al final del tribunal de Cristo, será definitivamente expulsado del cielo, cayendo sobre la tierra (Ap.9:1) Cae una estrella y abrió el pozo del abismo.

En Lc. 10:18 dice el Señor que vio a Satanás caer del cielo como un rayo. Seguramente es una referencia a cuando Lucero pecó por 1ª vez, y cayó de la presencia de Dios. Pero es muy posible que también el Señor en su Omnisciencia se esté refiriendo a éste acontecimiento de Ap. 9:1.

Cae del cielo y abre el pozo del abismo, dando lugar a un éxodo terrible de demonios que invaden la tierra. Sus características se describen en Ap.9:6-10 "como caballos", son rápidos, "como caras humanas" inteligentes, "cabello de mujer", seductivos, "dientes como de león", destructivos, "colas como de escorpiones", mortales. Atacaran con gran poder destructivo y atormentarán a todos los moradores de la tierra.

El 6º ángel tocó la trompeta y fueron desatados 4 ángeles con un ejército de 200 millones, que destruirán la tercera parte de los hombres.

Con el sonido de la 7ª trompeta se hacen grandes anuncios (Ap. 11:15-19) pero en Ap. 16 verso 1, se puede apreciar que al sonido de esta última trompeta se inician los juicios de las 7 copas. Dice: "Oí una gran voz que decía desde el templo a los 7 ángeles: id y derramad sobre la tierra las copas de la ira de Dios".

Ap. 16 verso 2 el ángel derramó la 1ª copa sobre la tierra, que trajo una úlcera maligna y pestilente para los que tenían la marca de la bestia, como lo había dicho Dios en Ap. 14 versos 9 al 11 "Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero".

En Ap. 16 verso 3 encontramos la 2ª copa, el mar se convierte en sangre. Debe ser literal como en los días de Moisés, porque el mar tipificando a las naciones tiñéndose en sangre a causa de las guerras, corresponde a la 2ª trompeta de Ap. 8:8-9.

En Ap. 16:4-6 se menciona la 3ª copa, los ríos y las reservaciones de agua se convierten en sangre. Igual al primer juicio contra Faraón. La justicia de Dios les dará a beber sangre a aquellos que rechazaron la sangre del Señor Jesucristo.

Ap. 16:8-9 La 4ª copa, un gran calor sofocará a los hombres, como fue profetizado en Malaquías 4:1 "viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos". La situación será terrible debido al juicio anterior de convertir el agua en sangre.

Pero dice en relación a esta 4ª copa en Ap. 16:9 "Y los hombres se quemaron con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria". En lugar de arrepentirse, blasfemaron contra Dios.

Ap. 16:10-11 La 5ª copa. El trono de la bestia es herido, su reino cubierto de tinieblas como fue profetizado en el libro de Joel. Una justa respuesta divina para el reino del anticristo, como sucedió contra Faraón cuando Dios envolvió en tinieblas todo su reino.

Ap. 16:12. La 6ª copa. Se seca el río Eufrates, preparando el camino para los reyes del oriente. Secándose este río se facilita la invasión militar de los países orientales. El río Eufrates ha sido siempre una barrera natural para separar las naciones del oriente y del occidente.

En Ap. 16:17-21 y el cap. 18 tenemos la descripción de la 7ª copa "hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. Y la gran ciudad fue dividida en 3 partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira".

Los hombres de ciencia desde hace algún tiempo que están esperando el terremoto más grande de la historia. Este ocurrirá con el juicio de la 7ª copa. La ciudad que aquí se denomina Babilonia, creo, al igual que la interpretación oficial que hace la iglesia católica, que corresponde a Roma, la ciudad asentada sobre las 7 colinas y que corresponde a la capital del 4º y último imperio de los hombres sobre la tierra.

En Ap. cap.17 se describe la destrucción de Roma en su aspecto religioso, es decir, la destrucción de la Babilonia eclesiástica. El cap.18 nos habla de la caída de Babilonia en su destrucción social, económica y política.

La sucesión de los acontecimientos que se relata en Ap. apoyada por muchos otros pasajes de las Escrituras es como sigue: Primero, la iglesia es sacada del escenario del mundo y trasladada a las mansiones celestiales. Se comienzan a abrir los 7 sellos, siendo el 1º de ellos el arribo al poder mundial del anticristo.

Luego vienen los juicios de las 7 trompetas, y culmina con los juicios de las 7 copas. Viene Cristo en gloria y gran poder, el mundo resiste su gobierno. Se desarrolla la guerra del Armagedón, donde obviamente Cristo es el gran vencedor.

Sigue el juicio de las naciones. La bestia y el falso profeta son lanzados al lago de fuego y azufre. Satanás es atado por mil años. Y luego se inicia el reinado de mil años de Cristo.

 



Anterior . _ . Capítulo Siguiente


¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com