La Nueva Era











N° 66

Por Jack Fleming

1Tm. 4: 1 "El Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos, algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios".

2Tm. 4: 3-4 “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas".

Dios nos advierte en Su Palabra de un mal que se intensificaría en los últimos tiempos, antes de la venida del Señor. Satanás extremará sus esfuerzos y utilizará a todos sus demonios porque sabe que le queda poco tiempo.

Dios nos ha advertido referente a esta arremetida demoníaca y de la apostasía que precederá al regreso del Señor. También nos advirtió diciendo: "Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre diciendo: Yo soy el Cristo, y a muchos engañarán". Inclusive a estos mismos engañadores les aclara (Mt.7: 22) "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí, apartaos de mí, hacedores de maldad".

Multitudes se han dejado sorprender por estos engañadores, porque todo el espectáculo que montan lo dicen hacer en el nombre de Jesús. Pero el Señor nos advierte contra estos personajes "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor ¿en tú nombre (en el de Jesús) no hicimos muchos milagros?". En 1Tm.4:1 leímos que estos milagreros, sopladores y curanderos, actúan bajo un poder demoníaco que será la característica de estos últimos tiempos.

Muchos de ellos dicen conversar con ellos y que les llevan a pasear fuera del cuerpo para recorrer la ciudad o la tierra entera. En Job 1:7 leemos que Satanás anda rodeando toda la tierra, pareciera que ahora se ha conseguido otros pasajeros para sus viajes astrales e inclusive les lleva a visitar su casa, el infierno, porque curiosamente muchos de estos individuos dicen haber visitado el infierno.

Esta apostasía es la que ha fertilizado un pensamiento que se ha ramificado rápidamente por todo el mundo occidental. Se ha presentado con un nombre seductivo y enmascarado "La Nueva Era" . Aunque ha decir verdad, es nuevo en Occidente, pero muy antiguo en las culturas del Oriente.

Las raíces moderna del Movimiento de la Nueva Era, se encuentra en la Sociedad Teosófica fundada en New York en el año 1875. En sus doctrinas fundamentales sostienen que todas las religiones contienen verdades comunes. Ellos creían en la existencia de "maestros" que habían sido capacitados para cumplir su función como "iluminados". En su calidad de médium espiritistas, transmitían mensajes que se publicaron en numerosos libros.

En épocas más recientes encontramos a "Los hijos de Acuario" quienes en el año 1980 publicaron un libro que encontró muchos seguidores. En el siglo XIX, los astrólogos habían predicho la era de Acuario para fines del siglo XX.

La apostasía en la cristiandad y las predicciones de astrólogos y clarividentes, aseguraron el éxito del libro "La Conspiración de Acuario", el cual se convirtió rápidamente en el libro de culto del Movimiento. Entonces comenzaron a hablar de la puesta en marcha de una revolución planetaria, una época de liberación del espíritu, la transformación de un hombre nuevo, construir una nueva raza, y para ello una de sus metas importantes es la conquista de un gobierno mundial. Para tal objetivo han extendido sus ramificaciones en distintos ámbitos.

Han logrado consolidar una serie de prácticas, creencias y filosofías extraídas de religiones orientales, incluyendo la astrología, clarividencia, hipnosis, yoga, hechicería, sostienen creencias como la reencarnación (al igual que muchos romanistas), el panteísmo y la comunicación con los muertos o para definirlo de una forma más exacta, comunicarse con espíritus demoníacos, como Dios predijo en Su Palabra: "escucharán a doctrinas de demonios".

El Movimiento de la "Nueva Era" ha dejado de actuar ocultamente, para pasar a la vida pública apoyado principalmente por el "Nuevo Orden Mundial". Porque ya han logrado conquistar puestos muy importantes en la Organización de las Naciones Unidas, y en la presidencia de naciones muy poderosas. También han logrado consolidar una base de apoyo en los grupos ecologistas, la ciencia naturista llamada también medicina alternativa, y la de los OVNIS. Han logrado infiltrarse sistemáticamente aun en la educación de los colegios.

El movimiento de la Nueva Era no es únicamente una fuerza política y económica, sino que es una religión en sí misma. Ellos proclaman abiertamente que el hombre es dios o que llegará a ser dios; este pensamiento no lo comparten únicamente los Mormones, sino que lamentablemente muchos que se pasean libremente por las iglesias evangélicas.

También hablan de un Cristo cósmico, de un Cristo energía, del Espíritu cristológico universal encarnado en Buda, en Krishna, en Mahoma, y considerando las religiones particulares como manifestaciones de la única verdad.

La experiencia de la religiosidad de la Nueva Era, está fundada en la emotividad: se canta, aplaude y danza sin conciencia alguna de lo divino, en el que se encuentran mezclados misticismo, culto a la naturaleza, astrología, terapias, etc., todo con el fin de aumentar la conciencia espiritual. Por supuesto que la música, siendo un medio de influencia sobre las masas, es utilizada para sus propios fines con mucha eficacia.

Tampoco han descuidado la influencia de Hollywood, las películas más taquilleras son aquellas que fomentan sus filosofías, una mezcla de ciencia ficción con brujería; aun los actores no han escapado a esa fuerza arrolladora, varios de ellos han abrazado la fe de religiones de la India y del Oriente en general. La última moda de Hollywood es una rama muy antigua de la brujería judía, la Cábala. Los gurus han encontrado un campo muy fértil y muchos dólares en EE.UU.

La Nueva Era presenta la unidad trascendente de las religiones, una espiritualidad creada por la prolongación de la conciencia, de la meditación, la terapia, las aspiraciones místicas, el encuentro con lo divino, por una sagrada emoción. Prevé la realización de la personalidad, una psicología dinámica, experiencias de luz, de amor, de energía, de paz. Busca la unificación de todas las cosas, bajo el prisma que "todo es relativo". Trata de oponerse al mundo desarticulado de la ciencia y del racionalismo, propone al hombre moderno descubrir su "yo". Cada persona debe sentirse como parte de la naturaleza y del cosmos. Pretende reconciliar todos los opuestos: como la ciencia, con el ocultismo y el misticismo, para ellos no existe el bien ni el mal, razón por la cual apoyan entre otras cosas, el aborto, la eutanasia, la manipulación genética para conseguir la raza perfecta, que fue el sueño de Hitler, por lo tanto no debe extrañarnos que en su mayoría sean antisemitas, muchos de sus seguidores lucen con mucho orgullo el signo del nazismo aun en sus cabezas rapadas.

Sostienen que la etapa final de la evolución del hombre es dios, porque dicen que Dios es en todo y todo es Dios, esa es una filosofía panteísta que es más antigua que el Budismo, muchas de sus técnicas son extraídas de allí, tales como la visualización, el pensamiento positivo, la autosugestión y el hipnotismo, que el coreano budista disfrazado de cristiano Paul Yonggi Cho (quien hoy se hace llamar David Cho), ha logrado popularizar en las iglesias que le han dado plataforma debido a las múltiples riquezas que posee. Su éxito económico explotando la fe en el mundo “cristiano”, ha despertado la ambición de muchos “pastores” que se han hecho sus discípulos en diferentes países.

Como los planes de La Nueva Era son conquistar el mundo, la cristiandad no podría escapar a sus infiltraciones y engaños. Hoy en día, en muchos púlpitos se predica esta filosofía, aunque disfrazada con un barniz de cristiana, se enseña a vista y paciencia de todos el popular "evangelio de la prosperidad" que se basa en las mismas técnicas budistas de la visualización, el pensamiento positivo, autosugestión, hipnosis colectiva, etc. Este es "otro evangelio" diferente al que enseña la Biblia. Muchos de sus libros son best sellers y circulan por las iglesias contaminando y desviando de la verdad a muchos.

Uno de estos mensajeros de Satanás dice: "Dios quiere que nosotros seamos como él, estamos creciendo hacia la divinidad, Dios es la meta de la evolución. Nosotros SOMOS dioses". Otro predicaba: "Yo soy un dios, y tú eres un dios. Y yo soy un dios y voy a seguir siendo un dios hasta que Uds. reconozcan que también son dioses" Esto es imitado por muchos pastores que están copiando sus técnicas de prosperidad, visualización y pensamiento positivo, porque se han impresionado con las muchas riquezas que estos han logrado acumular "en el nombre del Señor".

Al ver las riquezas que ahora han conseguido, pienso que no se equivocaron al escoger sus maestros; total no hemos de olvidar que Satanás le ofreció al Señor todas las riquezas del mundo "si postrado me adorares". El Señor les dijo a los suyos (Lc.12: 34) "donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón" Mt.6: 19-24 "No os hagáis tesoros en la tierra, sino haceos tesoros en el cielo...Ninguno puede servir a dos señores. No podéis servir a Dios y a las riquezas".

No hemos de asombrarnos de las blasfemias que se escuchan y la corrupción que vemos en nuestros días, porque todo esto es lo que el Señor predijo para antes de Su venida. Hermanos, probemos los espíritus si son de Dios, y para esto debemos comparar con nuestra Biblia todo lo que escuchamos o leemos; únicamente allí está la verdad. Pregunte siempre a los predicadores ¿en qué parte de la Biblia dice eso? Y lea por Ud. mismo, no solamente el versículo, sino todo el capítulo para comprobar si estas cosas son así, como el Señor ha dicho.

El Señor nos ha mandado a cada uno de nosotros "Escudriñad las Escrituras", no a conformarnos con lo que hombres enseñan. Lo que yo digo y cualquier otro pastor afirme, Ud. debe verificar con su Biblia si es así, como Dios ha dicho en su infalible Palabra.

Los primeros cristianos comparaban las Escrituras con lo que los apóstoles enseñaban, para ver si esas cosas eran así (Hch.17:11) ¿Cuánto más lo debemos hacer nosotros? cuando se nos ha advertido que estaremos rodeados de falsos maestros, falsos profetas, falsos apóstoles; habiendo recibido la advertencia del Señor que aparecerían estos charlatanes y obreros fraudulentos, poseyendo además la bendición de tener tantas Biblias a nuestra disposición.

Que el Señor le dé sabiduría, interés por escudriñar Su Palabra, y sobretodo amor y reverencia por ella, para ser hacedor de lo que Dios nos ha revelado allí. La Biblia ha sido el libro más odiado y perseguido, muchos cristianos fieles ofrendaron sus vidas en las hogueras de la “Santa” Inquisición de los romanistas durante siglos, para iluminarnos el camino de la verdad. Y ¿cuál será su posición ante este Libro Sagrado? No se puede ser neutral o indiferente, o aceptar la filosofía del mundo y lo que Dios ha dicho en la Biblia al mismo tiempo. Quiera el Espíritu Santo guiarlo a inclinarse por la revelación divina y no por los planteamientos siempre cambiantes de los hombres. Amén.

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com