Manual Biblico









Por Jack Fleming


Capítulo 40 - ¿Existe la Prohibición de comer ciertos alimentos?

Hay quienes enseñan que no se debe comer carne, aunque algunos miembros de esas sectas religiosas que les agrada la carne, dicen que no se trata de una prohibición sino de una recomendación, acomodando así las enseñanzas de sus "iglesias" a sus propios paladares, no siendo consecuente ellos mismos con las doctrinas de aquellas sectas a las cuales pertenecen.

La Biblia enseña sin entresijos acerca de este tema:

lTim.4:1/5 "el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios...mandarán abstenerse de alimentos que Dios creo".

lCor.10:25/27 "De todo lo que se vende en la carnicería, comed, sin preguntar nada por motivos de conciencia,...si algún incrédulo os invita, y queréis ir, de todo lo que se os ponga delante comed, sin preguntar nada por motivos de conciencia".

Los judaizantes modernos han querido sobrepasar en rigurosidad en este punto a los propios fariseos, porque aún a la nación de Israel, a quienes les fue entregada en forma explícita y directa la ley que contenía las ordenanzas de Dios para ellos, jamás les fue prohibido comer carne.

Cuando Dios entregó su ley a su siervo Moisés, especificó claramente:

Dt.14:3/6 "Podréis comer: el buey, la oveja, la cabra, el ciervo, la gacela, el corzo, la cabra montés, el íbice, el antílope, y el carnero montes, etc."

Dt.12:15 "Podrás matar y COMER CARNE en todas tus poblaciones conforme a tu deseo, según la bendición que Jehová tu Dios te haya dado, el inmundo y el limpio la podrá comer, como la de gacela o de ciervo, etc."

Todos los grandes patriarcas de la antigüedad fueron hombres que criaron mucho ganado, porque la carne era un alimento importante entre los israelitas. Incluso leemos en Gn. 18 cuando el Señor se presentó como el Ángel de Jehová a Abraham, el patriarca inmediatamente hizo asar un cordero y comieron juntos.

El Señor Jesucristo durante su vida terrenal, nunca fue vegetariano. Todos los judíos, para cumplir con los ritos ceremoniales de la ley, también debían comer cordero, y ese fue un consumo habitual en su dieta alimenticia diaria, por esa razón la crianza de ganado fue muy importante en Israel.

Como vemos la cerrazón dogmática de aquellos que mandan abstenerse de comer carne, se desmorona por completo cuando leemos directamente en la Palabra de Dios, lo que Él mandó.

Solamente una restricción respecto a los alimentos se menciona en la Biblia para los creyentes de la iglesia:

Hch.15:19/20 "no se inquiete a los gentiles que se convierten a Dios, sino que se aparten de...ahogado y de sangre".

La carne de ahogado se refiere a los animales que son sacrificados por estrangulamiento, como antiguamente se hacía con las aves. Y esta prohibición tiene como medida sanitaria, que no consumamos la sangre que quedaría dentro del animal, porque allí están todas las toxinas que transmiten diferentes enfermedades.

En el Antiguo Testamento leemos la misma prohibición: Lv.17:10/14 "No comeréis la sangre de ninguna carne, porque la vida de toda carne es su sangre".

Creo que es importante aclarar otra tremenda aberración de una secta que siempre hace mucha bulla distorsionando estos versículos, donde Dios prohíbe COMER sangre.

Tuercen la Palabra de Dios y alteran el verbo "comer" por "transfundir". Para aclarar esta adulteración que hacen a la Biblia, basta coger un diccionario y aclarar estos dos vocablos y veremos que significan dos cosas diferentes.

Transfundir = Trasegar un líquido de un vaso a otro.

Transfusión es la acción de transfundir. En medicina significa pasar cierta cantidad de sangre de un individuo a otro, a fin de reemplazar la sangre perdida o alterada, para salvar la vida del paciente afectado, jamás ha significado comer sangre.

Como vemos es un absurdo decir que Dios prohíbe la transfusión de sangre. Más aún considerando que el propósito con el que se efectúa es salvar la vida de una persona.

¿Podría alguien con un mínimo de sensatez decir que Dios prohíbe que demos sangre para salvar la vida de otro? Dios nunca ha prohibido tal cosa. Los que sostienen tal falsedad podrían muy bien ser considerados con los que Dios predijo que se darían a las fábulas.

2Tim.4:3/4 "Porque vendrá tiempo cuando...se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas".

2Tim.3:13 "los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados".


Volver al indice


¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com