Manual Biblico











Por Jack Fleming


Capítulo 19 - El Matrimonio

El matrimonio fue instituido por Dios desde el principio de la creación, y es una figura de la relación íntima que existe entre el Señor Jesucristo y su iglesia.

Debido a que es una institución de origen divino, que vemos a Satanás como se esfuerza para aniquilarlo. Son innumerables los ataques que el matrimonio y la vida familiar en general están sufriendo actualmente. Parecen ser muy pocos los que se dan cuenta de ello.

La conspiración viene de muchos ángulos. Movimientos bien organizados que sutilmente influyen sobre los jóvenes para que prefieran alternativas al matrimonio. La propaganda bien sincronizada de movimientos como el de liberación femenina y muchos otros, están produciendo un caos en la constitución del matrimonio en todas las esferas sociales.

En el comienzo de la historia de la humanidad, Dios estableció el siguiente principio: Gn.2:18 "No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él".

Dios es Santo, y todo lo que Él establece ha de ser santo. No menospreciemos las instrucciones que Dios ha dado al respecto.

lTs.4:3/5 "La voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios".

Heb.13:4 "Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios".

1Cor.7:2/5 "El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. No os neguéis el uno al otro".

Pr.5:18/20 "alégrate con la mujer de tu juventud, como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre. ¿Y por qué, hijo mío, andarás ciego con la mujer ajena?

Mt.5:28 "Yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón".

Col.3:19 "Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas".

lPd.3:7 "Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo".

Ef.5:25 "Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella".(lCor.13:4/7 "El amor es...")

lPd.3:1/6 "Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos;...considerando vuestra conducta casta y respetuosa".

Col.3:18 "Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor".

Ef.5:22/23 "Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia".

Pr.12:4 "La mujer virtuosa es corona de su marido; mas la mala, como carcoma en sus huesos".

Pr.14:1 "La mujer sabia edifica su casa; mas la necia con sus manos la derriba".

Pr.3l:10/12 "Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?...el corazón de su marido está en ella confiado...le da ella bien y no mal todos los días de su vida".


Volver al indice


¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com