Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 5

¿Es indispensable encontrar el arca del pacto y construir el templo antes que venga el Señor?

RESPUESTA

Ninguna señal ha sido entregada por Dios como requisito previo para que el Señor venga a buscar su iglesia. Todas las señales fueron otorgadas en relación a su venida en gloria, cuando venga por su pueblo Israel y ponga sus pies en el monte de los Olivos después de la Gran Tribulación.

La venida del Señor se realizará en dos etapas. Primero, antes de la Gran Tribulación, viene a buscar Su iglesia para ponerla en lugar seguro, antes del comienzo de los juicios de Dios y llevarla a las mansiones celestiales que fue a prepararle.

Después de los siete años de juicios, viene a la tierra con gloria y gran poder. Obviamente no se trata de dos venidas, porque cuando se lleva Su iglesia, no viene hasta la tierra. Dice en 1Ts. 4: 17 "seremos arrebatados juntamente con ellos (los creyentes que resucitaron) en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor".

En cambio, para el momento que ponga sus pies en el monte de los Olivos, como dice en Zc.14: 4 , será cuando venga hasta la tierra para establecer Su reinado de mil años sobre la tierra. Para ese acontecimiento glorioso Dios ha entregado múltiples señales.

Lo maravilloso de todo esto, es que en el día de hoy ya somos testigos de muchas de esas señales que predicen Su venida hasta la tierra. Lo que significa que el arrebatamiento de la iglesia puede suceder en cualquier momento. Pero ninguna de esas señales fueron entregadas en relación a la iglesia, por esta razón se le denomina comúnmente "el rapto de la iglesia"; porque será algo imprevisto, sin aviso. Para ese día, el Señor se presenta como "ladrón". Ap.16: 15 "He aquí, yo vengo como ladrón", porque será sin anuncio.

El hallazgo del arca o la construcción del templo en Jerusalén, no van adelantar ni un solo minuto el arrebatamiento de la iglesia. Dicho de paso, como aclaración general, considero que es una equivocación de parte de las iglesias que están cooperando económicamente para la construcción del templo en el día de hoy, porque ese será el templo que ocupará el Anticristo. Cuando el Señor venga hasta la tierra, él levantará su propio templo en forma milagrosa, el que se describe en el libro de Ezequiel en los capítulos 40 al 44.

Muchos son los que están buscando el arca y otros tantos los que presionan para levantar el templo. Pero la verdad es que más allá de la importancia que pueda tener el arca del Señor, es muchísimo más importante concentrarnos en el Señor del arca.

Los creyentes que hemos depositado nuestra confianza en el verdadero Mesías, estamos más preocupados en la presencia verdadera de Dios en nuestros corazones, que de los tesoros terrenales.

Hoy son muchos los que están buscando el arca del pacto, y creen que si la encuentran, ésta resolverá muchos de sus problemas. Pienso que sería hermoso encontrarla y ver lo que los antiguos vieron en el desierto, pero creo que es mucho más importante disfrutar de la presencia del Señor en nuestras vidas.

El mayor de todos los tesoros, es encontrar al Señor Jesucristo como al Salvador personal. Él mismo nos dijo que no nos preocupemos de los tesoros terrenales, sino de hacer tesoros en el cielo (Mt. 6:19-20).

Col.2: 3 "para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo".



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com