Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 34

Para que la segunda venida de Cristo se cumpla ¿es verdad que el Evangelio debe ser llevado primeramente a todo el mundo?

RESPUESTA

Me alegro mucho de su interés sobre este apasionante tema, porque el libro de Apocalipsis, que es el que más se refiere sobre el particular, comienza con una bendición para el que lee y oye las palabras escritas en esta profecía (Ap.1:3).

Primeramente le recomiendo leer en los libros que tengo publicado gratuitamente en forma íntegra en este mismo sitio web, para beneficio de todos aquellos que deseen escudriñar las escrituras, en la sección LIBROS "Manual bíblico" cap.4 y para más detalles en el libro: "La 2a venida del Señor" también en el cap.4; allí menciono este tema en particular, aunque sería muy beneficioso si leyera todo el libro que tiene un enfoque más amplio de estos eventos.

Dentro del mundo religioso se han levantado muchos mitos y leyendas sobre distintos tópicos, como consecuencia de leer aisladamente de su contexto algunos versículos de la Biblia, y de no escudriñar la Palabra como el Señor ha mandado.

La segunda venida del Señor tendrá dos etapas muy diferentes, con consecuencias y propósitos muy distintos. ANTES de la gran tribulación viene en las nubes para llevarse su iglesia antes del comienzo de los juicios. El Señor pone primeramente a Su esposa, la iglesia, en lugar seguro, después vuelca las copas de su ira en su santo juicio.

Es el proceder divino en cada uno de los juicios que Dios ha enviado a este mundo. En el diluvio, las aguas no descendieron hasta que Noé y su familia estuvieron a salvo dentro del arca. En Sodoma y Gomorra, no descendió fuego del cielo hasta que Lot y sus hijas estuvieron lejos en lugar seguro.

Nosotros, la iglesia, Su esposa, como amorosamente nos llama en Su Palabra, tendremos ese encuentro con él en el aire (1Ts.4:16-17) y desde allí, desde el aire nos llevará a las mansiones celestiales que nos fue a preparar (Jn.14:2). En esa ocasión no pone los pies sobre la tierra como dice Zac.14:4.

DESPUÉS de los siete años que durarán los juicios de la gran tribulación, el Señor vendrá hasta la tierra para establecer Su reino de mil años que ha prometido a la nación de Israel (Mt.24:27-31, Ap.20:4).

No existe ninguna señal previa que deba cumplirse para cuando venga por Su iglesia, por este motivo define ese acontecimiento y lo compara como la visita de un "ladrón", es decir, sin aviso (Ap.16:15). Ningún ladrón viene encendiendo grandes luces, como lo describe en Mt.24: 27, porque allí está haciendo referencia a su venida hasta la tierra por su pueblo Israel, después de la gran tribulación, cuando "todo ojo le verá".

Todas las señales que entrega la Biblia con relación a Su segunda venida, son para cuando venga DESPUÉS de la gran tribulación, en relación con su pueblo terrenal Israel, no con la iglesia que ya estará en los cielos durante ese tiempo.

El cap.24 de Mateo está hablando claramente para ese tiempo de la gran tribulación, cuando la iglesia ya se encuentra en sus moradas celestiales, no en la tierra. Lea los vrs. 9, 21, 29. Todo el capítulo 24 de Mateo es una respuesta a la pregunta de sus discípulos judíos que quedaron atónitos ante la revelación que les hizo el Señor, que el templo sería destruido (Mt.24:3-4). Ellos solamente estaban preocupados de ¿cuándo sería establecido el reino de mil años aquí en la tierra, del cual hablaron los profetas de la antigüedad? (Hch.1:6) "Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?".

Mt.24:14 dice: "Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin". La iglesia siempre ha predicado el evangelio de la gracia, no del reino. Ese será el evangelio por perseverar hasta el fin (vr.13) que predicarán los 144 mil judíos, 12 mil de cada tribu (Ap.7:4-8).

En la respuesta Nº 268 me refiero más ampliamente sobre esta diferencia que establece la Biblia sobre el evangelio de la gracia que predica la iglesia a todas las naciones, y el evangelio del reino que predicó Jesús y sus discípulos durante Su ministerio terrenal exclusivamente a la nación de Israel. Y que será el mismo que se predicará a los judíos durante la Gran Tribulación, cuando la iglesia ya esté en las moradas celestiales que Cristo nos fue a preparar.

Mt.24 es la respuesta que el Señor le entrega a sus discípulos judíos que deseaban saber sobre ese tiempo que les había revelado, cuando fuera destruido su templo de Jerusalén. Por esta razón les habla vr.15 "del lugar santo" (el templo) y de lo que habló Daniel sobre la profanación de ese lugar. Vr.16 de los que estén "en Judea". Vr.20 del "día de reposo" (el Sábado). Los escogidos que menciona en el vr.24 son los de la nación de Israel. (Rm.11:25-26).

Por lo tanto, no existe como un requisito indispensable que la iglesia cubra todo el mundo con el "evangelio de la gracia", como condición para que se cumpla el arrebatamiento de la iglesia por el Señor y se la lleve al cielo. Aunque el evangelio está circulando por todo el mundo por medio de las ondas radiales que durante las 24 hrs. recorren todo el globo, y por el trabajo de hnos. esforzados que han llevado Su Palabra a diferentes lugares del planeta; pero todo eso es solamente como muestra de la misericordia y paciencia del Señor, no es una condición indispensable para Su venida por la iglesia.

La venida del Señor por Su iglesia va a suceder en cualquier momento. Nosotros somos la última generación. No espere ninguna señal que deba cumplirse para el arrebatamiento; solamente escucharemos la voz del Señor, que con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios nos llamará a su presencia (1Ts.4:16). Amén, Maranatha.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com