Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 327


En la iglesia enseñan que María Magdalena era la hermana de Marta y Lázaro?


RESPUESTA


Entiendo la confusión que algunos tienen con estas dos personas, porque ambas ungieron al Señor con perfume y ambas enjugaron los pies del Señor con sus cabelleras. La costumbre oriental en aquellos tiempos era ofrecer agua para refrescar los pies de la persona que visitaba un hogar, para que se limpiara los pies que se habían ensuciado con los polvorientos caminos de esa región, labor que realizaban principalmente los siervos de la casa.

Pero estas mujeres, para expresar su humildad y adoración, limpiaron los pies del Señor con perfume de gran valor y luego enjugaron sus pies con el símbolo más exaltado de una mujer, especialmente para los orientales, sus largas cabelleras, pero está claro que son dos mujeres diferentes.

Una es María la hna. de Marta y Lázaro quienes vivían en Betania.

Jn 12:1 Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania, (en casa de Lázaro) donde estaba Lázaro, el que había estado muerto, y a quien había resucitado de los muertos.
Jn 12:2 Y le hicieron allí una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban sentados a la mesa con él.
Jn 12:3 Entonces María tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del perfume.

La otra María (María Magdalena) era de Magdala, por ese motivo se le identificaba de esa forma (por ejemplo también en el caso de "Saulo de Tarso" porque era de la ciudad de Tarso), porque en aquellos tiempos no existían los apellidos que hoy usamos, la localidad donde nacieron o vivían era la forma más común de identificar a la persona entre otras que tenían el mismo nombre. Magdala era una pequeña ciudad que estaba entre Capernaum y Tiberias. Copiado ilegalmente de EstudiosMaranatha.com

El acontecimiento que relata Lucas es diferente porque ahora no se desarrolla en casa de Lázaro, el que había resucitado el Señor, como indica Jn.12:1, sino que el suceso que describe Lucas ocurre en casa de un fariseo, que por el relato se percibe que no era un creyente y que más bien invitó al Señor solamente para intentar sorprenderle en alguna falta.

Luc 7:36 "Uno de los fariseos rogó a Jesús que comiese con él. Y habiendo entrado en casa del fariseo, se sentó a la mesa.
Luc 7:37 Entonces una mujer de la ciudad, que era pecadora, al saber que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo, trajo un frasco de alabastro con perfume;
Luc 7:38 y estando detrás de él a sus pies, llorando, comenzó a regar con lágrimas sus pies, y los enjugaba con sus cabellos; y besaba sus pies, y los ungía con el perfume.
Luc 7:39 Cuando vio esto el fariseo que le había convidado, dijo para sí: Este, si fuera profeta, conocería quién y qué clase de mujer es la que le toca, que es pecadora".


"estando detrás de él a sus pies" indica que el Señor, junto al distinguido grupo de invitados que tenía el fariseo en su hogar, se encontraba reclinado sobre el piso según la costumbre, con la comida que estaría en el centro del círculo. Con frecuencia estos personajes que organizaban una comida para recibir a algún invitado especial, abrían su hogar a un público selecto para vanagloriarse de sus amistades y prosperidad que poseían, pero jamás un fariseo hubiera permitido el acceso de una mujer con la reputación que María Magdalena tenía, por lo tanto se aprecia el riesgo que ella enfrentó y revela con cuanta angustia y desesperación buscaba el perdón por sus pecados.

"llorando comenzó a regar con lágrimas los pies del Señor" Expresando un profundo arrepentimiento y anhelo verdadero por obtener el perdón de sus pecados. Aquí vemos cómo el Espíritu estaba actuando en el corazón de ella, el Señor conocía el corazón de esta mujer y también el pensamiento del fariseo.

"Entonces respondiendo Jesús, le dijo" a Simón el fariseo le reprochó sus pensamientos y luego a la mujer le reveló el perdón divino que ella había recibido.

Continúa el relato de Lucas con los sucesos que ocurren en Galilea, cuando Jesús predicaba allí.

Luc 8:1 "Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él,
Luc 8:2 y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades: María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios".

No existe ninguna duda que aquella mujer pecadora que menciona Lc. en el cap. 7: 37 es la María Magdalena que se menciona en el mismo relato de Lc. 8: 2. Pero de ningún modo podría ser la hna. de Marta y Lázaro de Betania, esa María era una mujer piadosa y temerosa de Dios. María Magdalena era una mujer que el Señor la rescató de las profundidades del pecado y vivía en otra ciudad.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com