Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 31

¿Se refiere 1Pd.3: 19 al tiempo que menciona el apóstol Pedro en su predicación el día de Pentecostés, cuando Jesús descendió al Hades el día que murió?

RESPUESTA

No, en su epístola el apóstol hace alusión a los que desobedecieron en los días de Noé (1Pd.3:20), y como ellos no eran los únicos que estaban en el Hades, no podría estar haciendo referencia a ese tiempo ni a esas personas en forma exclusiva. No tiene sentido que de los millones que se encontraban en el Hades, el Señor les hubiera predicado solamente a la generación de los días de Noé, considerando que allí estaban desde Adán, hasta el ladrón que se arrepintió en la cruz.

El Hades era el lugar donde partían las almas de todos los que morían antes de la cruz de Cristo ( para mayores detalles leer en la sección libros el "MANUAL BÍBLICO" cap. 37). Aunque era un solo lugar, el Señor Jesucristo precisó que tenía dos compartimentos separados por una gran sima (Lc.16: 26). Uno era el lugar de tormento, donde iban todos los inconversos, y el otro era el lugar de consolación o paraíso; también se le llamaba "el seno de Abraham" donde iban todos los creyentes del Antiguo Testamento.

Cuando Cristo murió, efectivamente descendió a ese lugar, como lo confirma en Hch.2: 31. Pero hemos de precisar que no descendió al "infierno" como dice el credo católico, sino al lugar del Hades que correspondía al paraíso, como le aseguró al ladrón que se arrepintió en la cruz del calvario (Lc.23: 43 "Hoy estarás conmigo en el paraíso").

Los creyentes del Antiguo Testamento no podían ir directamente al cielo, debido a que aún no se había cancelado el precio de sus pecados, solamente cuando el verdadero Cordero de Dios, Cristo Jesús, murió e hizo la expiación completa por ellos, fue que pudieron llegar a la presencia misma de Dios. Antes estaban en el paraíso o lugar de consolación, que correspondía a una antesala del cielo.

Cuando Cristo murió, fue a ese lugar para rescatarlos definitivamente y llevarlos al cielo. Pero allí se encontraban todos los creyentes de la dispensación pasada, no solamente los que murieron en los días de Noé, como señala Pedro en su epístola. Por lo tanto al mencionar en forma específica a esa generación, es porque se está refiriendo a otro acontecimiento diferente.

A la luz del contexto de la epístola de Pedro entendemos lo siguiente: En el verso anterior, el 18, está hablando de Cristo, pero en espíritu. Esto es lo último que dice antes de llegar al verso 19: "en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados", a aquellos de los días de Noé (vr.20).

Una interpretación coherente con el pasaje completo es que: Cristo... en espíritu (en el cual) fue y predicó a ellos, a la generación de los días de Noé (vr. 20).

El Espíritu de Cristo estuvo presente en los profetas de la antigüedad, como sin lugar a duda lo estuvo en la persona de Noé. 1Pd.1: 10-11 "Los profetas que profetizaron...escudriñando qué persona y que tiempo indicaba el Espíritu de Cristo".

En el capítulo 3: 18 continúa hablando de este Espíritu de Cristo que actúo y habló a través de los profetas: "Cristo... en espíritu, en el cual también fue y predicó" por medio de Noé a esa generación que se hallaba encarcelada en pecados tan horrendos, que Dios tuvo que mandar un juicio universal, donde murieron todos ellos, excepto Noé y su familia que se refugiaron en el arca.

Añade Pedro en 2Pd. 2: 5 "y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero (predicador) de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos".

Esto indica que Noé fue un predicador con el espíritu de Cristo, que estuvo durante 120 años anunciándoles que vendría un juicio de Dios por su nefanda manera de vivir. Pero en todo ese tiempo que tardó la construcción del arca, la cual también es figura del Señor Jesucristo, ninguno de ellos se arrepintió, y se salvaron únicamente Noé y su familia.

Esto indica que Cristo fue en el espíritu, a través de la predicación de Noé y del arca que éste construyó, a predicarles a esa generación antes de enviar el diluvio universal.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com