Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 30

Siempre cuando predican un mensaje en la iglesia, que es abiertamente antibíblico, me dicen: "Examinadlo todo y retened lo bueno". ¿Es ese el verdadero significado de ese versículo?

RESPUESTA

Este versículo ha servido para tapar mucha basura que se derrama desde los púlpitos, radio y TV. En primer lugar el púlpito no debería utilizarse para entregar mensajes que no tuvieran un fundamento absolutamente bíblico. No existe otro lugar que debiera ser más santo que ese, desde donde debería entregarse únicamente lo que Dios dice.

El grave problema que hoy existe, es que no hay temor de Dios. Nadie debería subirse al púlpito si no ha recibido un mensaje claro y directo de Dios, por medio del estudio de la Palabra del Señor y la oración ante el trono de Su Gracia; mayormente si no es su don.

Muchos son los que gustan subirse solamente para satisfacer su ego, sin haber dedicado previamente un tiempo mínimo de oración y estudio de la Palabra. Por esta razón, debido a que se presentan con una "despensa" vacía en su corazón, se ven en la necesidad de rellenar el tiempo disponible, con "experiencias", sueños e historias de hombres.

El púlpito debería ser exclusivamente para los voceros del reino de los cielos, para aquellos que han recibido una palabra después de haber bebido directamente de los manantiales celestiales; no para los charlatanes y showman que hoy abundan en muchos lugares.

El mejor favor que puede hacerle a la obra del Señor, uno que no ha recibido un mensaje del Señor y no tiene nada más que ofrecer historias y experiencias humanas, es que NO se suba a la plataforma.

El versículo de 1Ts.5:21, como todos los que contienen la Biblia, debe ser interpretado con su contexto. El vr. anterior (v.20) se está refiriendo a las profecías, y como ha dicho el mismo apóstol Pablo en 1Cor.13:8 "las profecías se acabarán" cuando se terminara de escribir la última página de la Biblia, de lo contrario, tendríamos que seguir añadiéndole páginas. Hoy en la iglesia no existen los profetas, solamente agoreros y adivinos. Recomiendo leer la respuesta N° 29 a la pregunta anterior, donde considero este tema.

Dice 1Ts.5:21 "Examinadlo todo; retened lo bueno". ¿Cómo alguien podría estar capacitado para determinar qué es lo bueno? Obviamente cuando está familiarizado con lo bueno, y eso está exclusivamente en la Biblia.

¿Podría alguien saber con certeza lo que corresponde verdaderamente a las Sagradas Escrituras, si es que nunca la ha leído en su totalidad? ¿No sería más lógico y sabio, que primeramente atesorara en su corazón la Palabra de Dios, para luego poder determinar con seguridad lo que tiene otra procedencia?

Para poder determinar cual es el alimento contaminado, necesariamente debe conocer con absoluta seguridad cual es el verdadero. Un buen cateador de vinos debe conocer con absoluta certeza cual es el bueno, para luego concluir cuales son los malos.

Hoy en día se utiliza mucho este versículo para justificar la curiosidad humana de escuchar y ver programas que se "dicen" ser cristianos, pero que contienen siempre una dosis de alimento adulterado. Dicen los niños en Cristo, empinandose sobre su limitada sabiduría y exceso de auto suficiencia para verse más altos: "Es que debo examinarlo todo y retener solamente lo bueno".

¿Cómo puede determinar lo que es adulterado, quien no ha escudriñado primeramente TODO lo bueno? Esto lo digo para aquellos que gustan malgastar su tiempo escuchando programas de la radio y televisión, donde se busca entretener y hacer proselitismo. ¿No sería más sabio emplear ese tiempo para alimentarse directamente de la fuente de toda verdad, la Biblia, para no caer en confusiones?

Como siempre he dicho, no es la cantidad de alimento adulterado lo que le hará daño, sino el resultado que producirá en su corazón. El veneno para las ratas contiene solamente un 2% que las mata, el otro 98% es para atraerlas. La maquinaria propagandistica de Hitler decía: mil mentiras valen por una verdad. Después de tanto escuchar la mentira, se termina aceptandola como una verdad.

Ahora la situación cuando ese alimento adulterado se entrega directamente desde el púlpito de la iglesia donde pertenecemos, allí no podemos eludir escucharlo, pero sí tenemos la responsabilidad de comparar con las Escrituras para ver si estas cosas son así. Eso es lo que hacían los primeros cristianos aún cuando escuchaban la palabra de los apóstoles.

Hch.17:11 "éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así".

El grave problema de nuestros días, es que se entrega la plataforma con mucha facilidad, y aquellos que deberían estar para vigilar y cuidar lo que desde allí se predica, no son tan nobles como los hermanos de Berea, porque no se preocupan de escudriñar con las Escrituras para ver si estas cosas son así.

El púlpito ha pasado a ser un sitio donde suben los amigos y "colegas". Incluso en algunos lugares invitan a pastores desde el extranjero, con el compromiso que luego los inviten a ellos, también con los gastos pagados y participación de las ofrendas; por lo tanto los líderes no cumplen con esa responsabilidad de cuidar lo que desde allí se predica, y simplemente se limitan a decir a aquellos que escudriñan: "Examínelo todo y retenga lo bueno". Otros más insensatos y atrevidos dicen simplemente: "Hermano, no esté colando, no se olvide que Ud. solamente es una ovejita y que el pastor soy yo".

De esta manera no se hacen problemas con aquellos que predican cosas que no corresponden, porque cuidan más la amistad y la vida fácil sin problemas, que de agradar al Señor y ser fiel al rebaño que Dios les ha encomendado.

Hoy en día no existe el celo por el Señor que les consuma, nadie quiere problemas ni cumplir con el mandato de Jd. 3: "me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos".

Ahora, remitiéndome directamente a lo expresado en el versículo, esto no está dicho como licencia para escuchar o ver cualquier tipo de programas, sino que para que seamos sabios de examinar todo, y entre esto, principalmente está lo dicho por el Señor: "Escudriñad las Escrituras". Una vez que hayamos escudriñado TODA la Palabra de Dios, entonces estaremos en condiciones para poder diferenciar con sabiduría lo que es malo. ¿Cuántas veces ha leído Ud. toda su Biblia?

En cuanto a lo que escuchamos en la iglesia, allí no tenemos alternativa de elección, así que es nuestra responsabilidad comparar con las Escrituras para ver si estas cosas son así. Si la abundancia de lo malo es persistente, el Señor nos dice: "Salid de en medio de ellos, pueblo mío". 2Tm.3: 5 "que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita".

He querido analizar 1Ts.5: 21 desde distintos ángulos, para cubrir diferentes preguntas que han llegado sobre este versículo. Cada cual debe apropiarse de la parte que le corresponda, para su conocimiento, exhortación y crecimiento espiritual.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com