Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N°233

Satanás ¿Conoce todas las cosas?

RESPUESTA

Para mi asombro, en muchas iglesias han deificado a este ser caído y lo han revestido de poderes que corresponden únicamente a la divinidad.

Un porcentaje importante de la cristiandad considera que Satanás es Omnisciente, Omnipresente y que inclusive conoce el futuro, pero ese concepto equivocado es el fruto que muestran al desobedecer el mandamiento del Señor Jesucristo quien ordenó: "Escudriñad las Escrituras".

Por cierto si nos limitamos a creer todo lo que los hombres predican, sin comprobar con las Sagradas Escrituras como nos enseña la Biblia, terminaremos deformando la realidad y creyendo cualquier cosa.

Hch.17:11 "Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así".

Los hermanos de Berea no temieron confrontar con la Palabra de Dios, inclusive aquello que los apóstoles predicaban. Ese es el principio básico para no alejarnos de la verdad.

Primero hemos de tener presente que Satanás es un ser poderoso, pero derrotado y vencido por el Señor Jesucristo. Fue el querubín más grande e importante de la creación angelical antes de caer, pero no es más que eso, un ser creado y arrastrado por el pecado con todas las limitaciones que ello implica, no posee ninguno de los atributos que son exclusivos de la divinidad.

Satanás no es Omnipresente, esto se comprueba fácilmente al leer Job 1:7 "Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella".

Necesita recorrer la tierra para estar informado de lo que sucede en ella. Nunca puede estar simultáneamente en todos los lugares. Su conocimiento es limitado, no es Omnisciente, por esta misma razón no puede conocer todas las cosas y menos el futuro.

Obviamente sabe todo aquello que Dios ha revelado, porque es conocedor de las Escrituras y estuvo un día morando en el cielo, pero no es conocedor absoluto de todas las cosas.

Esto queda de manifiesto cuando deseaba matar a Jesús durante su infancia. En ese momento leemos en la Biblia que Dios tuvo que advertir a José de los planes de este siniestro ser y le ordenó huir con María y el niño a Egipto y permanecer allá hasta cuando se le volviera avisar.

José, María y el niño Jesús huyeron y permanecieron en Egipto. Todo ese tiempo Satanás no tuvo conocimiento del lugar donde ellos se encontraban, porque de haberlo sabido hubiera desatado todos sus poderes para destruir al niño como lo hizo en Belén, la ciudad de José y María, donde mató por medio de Herodes a todos los niños menores de dos años.

Es importante conocer los poderes y la fuerza de nuestro enemigo, pero no hemos de sobre estimarlo, porque podríamos hacer decaer el ánimo de los soldados de Jesús y hacerlos retroceder atemorizados, algo sumamente importante que no debe suceder en una guerra.

Al mismo tiempo jamás hemos de subestimarlo, para no correr riesgos innecesarios que pueden ocasionar bajas en nuestro frente. El justo conocimiento de nuestro enemigo es muy importante.

Satanás es poderoso, pero no Todopoderoso. Conoce muchas cosas, pero no es Omnisciente; no conoce el futuro más allá de lo que Dios ha revelado en Su Palabra. Recorre la tierra, pero no puede estar presente en todos los lugares al mismo tiempo, porque no es Omnipresente.

No es causante de todos los pecados que se cometen en la tierra, porque muchos son de responsabilidad humana, aunque el hombre quiera atenuar su propia responsabilidad culpando de todo lo malo a Satanás.

Esto quedará demostrado durante el milenio (El gobierno de Cristo en la tierra por mil años), período en el cual Satanás estará ausente de la tierra, pero será necesario que el Señor gobierne con vara de hierro y al final de ese tiempo, toda la humanidad se revelará contra el Señor Jesucristo, porque el hombre peca porque es pecador, y no llega a ser pecador a consecuencia del pecado.

Satanás es un enemigo vencido y derrotado, puede rugir como león, pero sus dientes no pueden devorarnos.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com