Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 215

¿Qué debo tener en cuenta antes de hacerme miembro de una iglesia?

RESPUESTA

Son varias las consideraciones que debe tener presente antes de tomar una decisión tan importante en la vida de un verdadero hijo de Dios.

En primer lugar preguntarse a uno mismo ¿Qué es lo que busco allí? Si lo que desea es rodearse de personas amistosas y que le saluden atentamente, mostrando cariño y preocupación por usted, bien puede identificarse en cualquiera iglesia, club social, centros aeróbicos o centros de madres que abundan en muchos países.

También si es uno de esos jóvenes que anda solamente buscando "amigas" en todo lugar, obviamente que cualquiera organización donde exista un grupo de personas le servirá para sus propósitos, y mejor aún cuando sea mayor el número socios que acudan a ese centro social o iglesia.

Existen también los que se acercan a una iglesia buscando ayuda económica, para ellos cualquiera denominación religiosa le puede servir, porque en esos casos la doctrina no tiene la menor importancia, solamente los beneficios que pueda obtener.

Pero si lo que busca es mucho más que intensificar su vida social, entonces debe esclarecer qué es lo que realmente espera encontrar en una iglesia. Un verdadero creyente que ha nacido de nuevo, normalmente busca un lugar donde pueda crecer espiritualmente, para eso su mayor preocupación será que en esa iglesia no existan doctrinas tóxicas, espurias a las enseñanzas de la Palabra de Dios.

2Jn.9-10 "Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido!".

La importancia que Dios le asigna a la doctrina de Cristo es de tal magnitud, que nos dice que no puede existir comunión con aquellos que no participan de la misma doctrina. Es más, nos prohíbe recibirlos en casa, y naturalmente en la comunión de la iglesia que es la casa de Dios.

Creo que en este punto es recomendable leer el mensaje Nº 65 "No comáis de aquello" que encontrará en la sección MENSAJES. También está disponible gratuitamente en la sección LIBROS el "Manual Bíblico" , donde encontrará las doctrinas básicas del cristianismo bíblico que le podrán servir de gran ayuda en su búsqueda.

Lo más probable es que una persona que aún está buscando una iglesia, no esté capacitado para identificar cual es una doctrina falsa que no proviene de la Palabra de Dios, de una que es de invención humana, porque es fácil confundir la cizaña con el trigo si no se tiene experiencia, especialmente en medio de la apostasía que nos ha correspondido vivir.

Pero existen también señales muy evidentes que le indicarán que se encuentra en una iglesia equivocada, cuando por ejemplo observa que allí hay desorden y gritos, inclusive desde el púlpito, porque Dios es Dios de orden y nos manda hacer todo decentemente y en orden. 1Co 14:40 "pero hágase todo decentemente y con orden".

También cuando escucha que en la predicación se insiste reiteradamente acerca del dinero y en esa iglesia se desarrollan actividades mercantiles. Porque no se necesita un conocimiento profundo de la Biblia para saber el evangelio debe entregarse gratuitamente (Mt 10:8 "de gracia recibisteis, dad de gracia"), y que el Señor expulsó del templo a todos los comerciantes y también a los que compraban.

Mat 21:12 "Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; Mat 21:13 y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros (los que vendían y los que compraban) la habéis hecho cueva de ladrones".

Porque la falta no está solamente en los comerciantes de la fe, sino que también en los que compran, porque sin compradores no existiría el mercado ilegal en la casa de Dios.

Otro punto muy importante a considerar es si en la iglesia abunda la Palabra de Dios o la de los hombres, es decir, que se predica lo que Dios dice en la Biblia o cuentan testimonios, experiencias, sueños y supuestas profecías que dicen las adivinas y agoreras; que son cosas humanas que no edifican y suplantan la Palabra del Señor.

También debe observar si la música no es un elemento de distracción que substituya la supremacía que debería tener exclusivamente la Palabra de Dios, la Biblia, y que no se utilice como un estímulo para atraer gente (como el flautista de Hamelín). Porque si consideran que la persona del Señor Jesucristo no es suficiente para atraer al pecador, y que se deben añadir otros elementos para hacer más interesante y atractiva la oferta de salvación que Dios entrega, esa iglesia está muy mal en la apreciación que deberían tener del Señor y Su obra bendita. Si Cristo no les atrae, no tenemos nada mejor que ofrecer.

Se destacaría nítidamente que lo que buscan es atraer personas para sacarles el dinero y no para lo que realmente debería ser, que los pecadores lleguen a los pies del Señor y obtengan la salvación eterna de sus almas. En esos lugares existen por lo general grandes multitudes, por este motivo el Señor nos habla del camino ancho y del camino angosto, de la puerta ancha y de la puerta angosta.

Col 3:16 "La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales".

Creo que con estas recomendaciones básicas, más la preciosa promesa de Dios que el Espíritu Santo nos guiará a toda verdad, Ud. podrá buscar un lugar donde congregarse o esperar hasta que el Señor le muestre claramente dónde ha de servir a su Salvador. Pero lo animo a no angustiarse, porque la venida del Señor por Su iglesia está más cerca de lo que muchos creyentes piensan.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com