Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 213

¿Qué significa (1Jn.3:9) "no practica el pecado"? ¿Que nunca más peca?

RESPUESTA

Practicar el pecado es cometer reiteradamente la misma falta. No significa que la persona no peca nunca más, porque eso se contradeciría con la afirmación de la Palabra de Dios en la misma epístola de Juan.

1Jn 1:8 "Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros".

El creyente es solamente un pecador perdonado, pero lamentablemente el pecado continúa morando en nosotros. Aún un hombre de vida santa y consagrada como el gran apóstol Pablo debe reconocer esta triste verdad:

Rom 7:17 "De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí.
Rom 7:18 Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo".

Pero otra cosa muy distinta sería cometer repetidamente, como una práctica constante la misma falta, eso sería: "practicar el pecado".

Si alguien piensa que puede pecar constantemente y que todo lo puede arreglar con una simple confesión, esa persona debería irse a la iglesia católica. Allí funciona y se practica ese sistema humano que no concuerda con la Santidad y Justicia divina del Dios que nos presenta la Biblia.

Un católico puede acudir a un sacerdote y decirle por ejemplo: "Padre, me acuso de haber maltratado sicológicamente a mi esposa". A lo que el cura le dirá: "Hijo mío, te absuelvo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, anda y reza tres Padre nuestro y diez Ave María".

Para luego regresar al día siguiente o la próxima semana si así lo desea, con la misma confesión: "Padre, me acuso de haber maltratado a mi esposa" y el cura podrá decirle: "Hijo mío, no está bien golpear a tu esposa, anda y reza tres Padre nuestro y diez Ave María". Y el confesante diría: "No padre, no la he golpeado, solamente ha sido una agresión sicológica con insultos y gritos".

A lo que el cura podría decirle: "Entonces hijo mío, reza solamente un Padre nuestro y diez Ave María". Y ese pecador quedaría listo para continuar con su rutina sin cambiar en el maltrato que tiene hacia su esposa, eso es practicar el pecado, sin tener ningún cambio de actitud y perseverar en su falta.

Lamentablemente este es un pecado muy común en nuestra sociedad. Dios dice que (1Pe 3:7) "Vosotros, maridos, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil".

Que nos relacionemos con nuestras esposas considerándolas como un vaso más frágil, algo delicado y de gran valor, pero sin embargo muchos que inclusive se autodenominan "cristianos", creen que ellas son como un vaso irrompible y además desechable.

Los tales no merecen el calificativo de cristianos, porque no conocen lo que es realmente el amor según Dios lo describe en Su Palabra.

1Co 13:4 El amor es: sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
1Co 13:5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;
1Co 13:6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
1Co 13:7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
1Co 13:8 El amor nunca deja de ser"

El verdadero hijo de Dios no puede vivir esa vida de hipocresía, practicando diariamente el mismo pecado, que puede ser el del ejemplo que he presentado o cualquiera otra manifestación que es contraria a la nueva naturaleza que Dios nos ha dado el día de nuestra conversión.

2Co 5:17 "De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí TODAS son hechas nuevas".

1Jn 3:8 "El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo".

Si efectivamente somos de Cristo, no practicamos el pecado.

1Jn 3:10 "En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios".

Volver al indice


¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com