Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 211

En Lucas 4:33 había un hombre en la sinagoga con espíritu de demonios, entonces podemos ver que sí pueden ir personas con demonios al templo.

RESPUESTA

En mis 45 años de creyente no he visto jamás un caso así en una iglesia en ninguno de los países donde he servido al Señor. Creo que no es lógico comparar ese único caso que se menciona que sucedió en una sinagoga (Lc 4:33), con los espectáculos DIARIOS que se presentan en TODAS las iglesias carismáticas, donde ellos definen como "guerra espiritual" ese enfrentamiento cotidiano que tienen dentro de sus iglesias con los muchos demonios que dicen que están en ese lugar.

Prácticamente están presentando a la iglesia como el campo de batalla donde deben enfrentarse a diario con los demonios que están allí. Además porque no deseo desviarme del tema, no entraré a distinguir entre el templo judío y las sinagogas, más aún considerando que el Señor se refiere en términos muy duros y precisos a los que se dicen judíos (pueblo de Dios) y no lo son: Ap. 2:9 "la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás".

De igual manera hemos de saber distinguir entre el templo y la iglesia local. Puede leer el mensaje Nº 100 que se encuentra en la sección MENSAJES de esta misma página web.

No olvidemos que en aquellos tiempos los judíos, especialmente sus líderes religiosos eran los que por envidia, odio y desprecio al Señor Jesucristo, eran los que buscaban la forma de matarlo, pero no les estaba permitido hacerlo porque quitar la vida era algo que solamente podían hacer los romanos, debido a que Israel eran una nación sometida al imperio. Jn 18:31 "Entonces les dijo Pilato: Tomadle vosotros, y juzgadle según vuestra ley. Y los judíos le dijeron: A nosotros no nos está permitido dar muerte a nadie". Por lo tanto no es asombroso encontrar a un endemoniado en un sitio como ese.

La iglesia es el conjunto de creyentes salvados que hoy constituyen el templo del Espíritu Santo, quién descendió después que el Señor subió a los cielos, para venir a morar, iluminar y guiar a toda verdad a la iglesia del Señor. No existe ningún caso de endemoniado dentro de una iglesia que se mencione en la Biblia. La "guerra espiritual" es algo muy diferente a esa definición pueril que presentan los carismáticos, para continuar alimentando a sus congregaciones con sus orgías emocionales, sin entregarles verdadero alimento espiritual a través de la enseñanza sana y racional que Dios nos otorga por medio de Su Palabra.

La Biblia ordena: Col 3:16 "La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría" Y por haber faltado a este principio bíblico fundamental establecido por Dios, es que se han distanciado tan profundamente de la verdad revelada por el Señor, y se encuentran sumergidos en esos terrenos pantanosos y mal olientes, entregando doctrinas tóxicas y ofreciendo espectáculos denigrantes para el evangelio que tanto daño ha provocado al avance de la obra, ahuyentando a los que sinceramente sienten el llamado del Señor para acercarse a la luz del evangelio.

Hemos de saber distinguir entre un endemoniado y aquellos que son instrumentos de Satanás, los cuales abundan en las "iglesias" de hoy. Endemoniado es aquel que es dominado absolutamente por los demonios, sin control de su propia voluntad; se puede manifestar grotescamente como el caso que menciona Lucas capítulo 4, o bajo un espíritu de adivinación como se describe en Hch. 16.

Hch. 16:16 "Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando.
Hch. 16:17 Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación.
Hch. 16:18 Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora".

En este pasaje vemos que al apóstol le desagradó este reconocimiento de la pitonisa, aunque el mensaje que ella entregaba era verdad, que Pablo y Silas eran siervos del Dios Altísimo que anunciaban el camino de salvación; este hecho de expulsión de ese demonio de adivinación ocurrió cuando ellos iban camino a la reunión de oración, junto al río donde se convirtió Lidia. No tuvo lugar durante la reunión cristiana, sin embargo hoy es muy común la presencia de estas agoreras y pitonisas en las iglesias carismáticas, que también otorgan grandes ganancias a los pastores a quienes sirven.

Los demonios no solamente no muestran interés en estar en el mismo sitio donde se encuentra la luz divina del Señor, sino que se desagradan con Su presencia.
Mat 8:28 "Cuando llegó a la otra orilla, a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, feroces en gran manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino.
Mat 8:29 Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo?"

Decía que hemos de diferenciar a los endemoniados, de los instrumentos de Satanás que también se mencionan en la Biblia.
2Co 11:13 "Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo.
2Co 11:14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.
2Co 11:15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras".

Estos personajes, los "obreros" fraudulentos que se disfrazan en las iglesias, son muy comunes en las iglesias de hoy; que más que "obreros" gustan preferencialmente hacerse llamar "ministros". Pareciera que eso les otorga más categoría y satisfacción a su ego.

Pero en cuanto a los endemoniados, personalmente jamás me he encontrado con uno de ellos en ninguna iglesia en que he servido al Señor.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com