Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 204

¿Tuvo María más hijos aparte de Jesús?

RESPUESTA

Primeramente hemos de aclarar que dentro del cuadro sociocultural en que se desarrolla la vida de esta gran mujer, María, siempre se consideró como una bienaventuranza de Dios el hecho de tener muchos hijos. Por el contrario, la estéril o aquella que lograba tener solamente un hijo, era menospreciado por la sociedad como castigo divino.

Esto se aprecia claramente en el relato de la experiencia de muchas mujeres que se mencionan en la Biblia, cuyas vidas fueron de angustias y tormentos por no tener la bendición de poder engendrar más hijos.

Esta realidad innegable dentro del concepto bíblico ha sido tristemente manipulada y desvirtuada por los romanistas debido a todos los mitos, leyendas, credos y dogmas que inventaron en torno a María que no se encuentran en la Biblia, todos ellos muy recientes.

Como por ejemplo la "inmaculada concepción" que declaró el Papa Pío IX el 8 de diciembre de 1854, que consiste en la afirmación que María tuvo que nacer sin el pecado original con el cual nacemos todos los mortales (razón por la cual todos morimos), porque ella dio a luz a Jesús que nació sin pecado. Con esta declaración espuria a la Biblia habría que afirmar por la misma razón, que también la madre de María debió nacer sin pecado, lo mismo su abuela y así sucesivamente hasta llegar a Eva.

La infalible Palabra de Dios refuta tal herejía. En Lc.1:46 María reconoce y alaba a Jesús como a su Salvador, dice: "Engrandece mi alma al Señor, y mi espíritu se regocija en Dios, mi Salvador". ¿De qué la había salvado el Señor? De lo mismo que nos ha salvado a todos los cristianos, de nuestros pecados.

Posteriormente, Pío XII anunció en el año l950 que la virgen, luego de morir, resucitó, subió en cuerpo y alma al cielo para ser entronada como "Reina de los Cielos". En el año l965 el Papa Pablo VI la proclamó "Madre de la Santa Iglesia Católica".

Los cristianos que nos regimos únicamente por la infalible Palabra de Dios, sentimos un gran amor y profundo respeto por aquella mujer que fue bienaventurada entre todas. Escogida por Dios como instrumento para otorgar la naturaleza humana del Señor Jesucristo, quien ha existido siempre; antes que María, antes que Abraham, antes que el mundo fuera fundado porque Él es el Eterno y creador de todo lo que existe. Jn.1:3 "Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho".

Los pocos pasajes de la Biblia que la mencionan, nos describen la hermosura de su carácter y la completa sumisión a su Salvador. Lo que los hombres idólatras han hecho de ella con fines de lucro, en nada cambia nuestro amor por María. Estamos seguros que si ella pudiera intervenir en los eventos terrenales, lo primero que haría sería derribar sus altares que no solamente están usurpando el lugar que sólo le pertenece a Dios, sino desviando a la humanidad a un horrendo paganismo.

María jamás recibió adoración ni tuvo participación alguna en todo el culto idolátrico que la ha envuelto la iglesia católica, porque ella NUNCA FUE CATÓLICA. La iglesia católica nació en el siglo IV con Constantino, quién impuso esa religión por ley en todo su imperio como una forma de controlar y dominar más férreamente en sus dominios, donde él siguió conservando su condición de emperador y además de César (principal divinidad del imperio) con lo cual se dio comienzo a lo que la misma iglesia católica define como Césaro-Papismo, es decir, se transformó en la cabeza de su imperio y también la cabeza de la nueva religión e "iglesia" que fundó con jerarquías paralelas, pero ambas gobernadas y dirigidas por él.

María fue la madre de Jesús según la carne, fue el instrumento humano por medio del cual Dios se manifestó en carne y vino al mundo. Pero es una herejía más de las cuales nos tienen acostumbrados los romanistas, que han transformado a su iglesia en una iglesia "Mariana", cuando sostienen que ella es la madre de Dios.

Ella no fue la madre de Dios, porque el Dios Hijo es Eterno, ha existido siempre; el mismo Señor Jesús dijo que él era "antes que Abraham" (Jn.8:58) y obviamente antes que María.

Ella era virgen al concebir al Señor Jesús. Lc.1: 34 "Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón". El vocablo "conocer" en relación al hombre con una mujer, en la Biblia se utiliza para señalar las relaciones maritales. Esto se aprecia claramente en Génesis, cuando después de todo ese tiempo que vivieron Adán y Eva en el jardín del Edén, y luego de su salida desde allí, dice en el capítulo 4:1 "Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín".

Lo mismo se lee en el caso de María con José en Mt.1:24-25 "Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer. Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre JESÚS". La simple lectura del pasaje deja claro que después que nació su primer hijo, sí la conoció; después José llevó una vida matrimonial normal con ella de tal modo que Dios los bendijo con varios hijos e hijas más.

Lc.2: 7 "dio a luz su hijo primogénito".

Es decir, su primer hijo. Jesús no fue hijo unigénito o hijo único de María y José. Cualquier matrimonio que señala a un hijo como "el primero", es porque claramente está indicando que tiene otros hijos además de ese. Y es aquí cuando una vez más los romanistas se ven forzados a mentir para mantener los mitos que han levantado en torno a María.

Dicen torcidamente el "hijo unigénito" de María, y la verdad es que la Biblia JAMÁS lo llama así, siempre tiene especial cuidado para identificarlo como el hijo "primogénito" de María. Jesús es el eterno Hijo Unigénito de Dios Padre, pero no el unigénito de María.

Cuando Jesús comenzó su ministerio público, los judíos que le conocían se maravillaban de su sabiduría y comentaban de su familia:

Mt.13:55-56 "¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas?".

Mt.12:46-47 "Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar. Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar".

Los romanistas intentan explicar de una forma simplista y sin ningún sentido, que los hermanos que se mencionan en la Biblia son sus primos. Pero eso es un engaño porque hemos leído que Jesús fue su hijo "primogénito" y que José la conoció (tuvo una vida matrimonial normal con ella) después que nació su primer hijo.

María fue bienaventurada entre las mujeres:

Lc.1: 42 "Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre". Pero no fue más bienaventurada que los que oyen la Palabra de Dios y la guardan:

Lc.11: 27-28 "Mientras él decía estas cosas, una mujer de entre la multitud levantó la voz y le dijo: Bienaventurado el vientre que te trajo, y los senos que mamaste. Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan".

Se sometió a la voluntad de Jesús, su Salvador:

Jn.2: 5 "haced todo lo que Él os diga".

María fue uno de los frutos de la obra redentora del Señor Jesucristo que permaneció fiel a su Salvador, hasta después que Jesús ascendió a los cielos.

Hch.l: 14 "Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos". Nadie oraba a María, todos juntos, incluyendo a ella, oraban a Dios.

Luego de este pasaje su nombre no se vuelve a mencionar en las Sagradas Escrituras. Realmente son muy pocos los versículos que hacen alusión a ella, pero a través de estas breves reseñas, podemos ver la hermosura de su carácter y su absoluta sumisión a la voluntad de su Salvador. Y efectivamente fue bendecida en su matrimonio con otros hijos, algunos de los cuales llegaron a transformarse en pilares importantes de la iglesia primitiva.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com