Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 20

¿Por qué condena tan duramente el diezmo, cuando es una practica universal?

RESPUESTA

Que algo se practique y acepte universalmente, no es excusa para que el creyente lo apruebe. De lo contrario el justo Lot no tendría porqué haber afligido su alma (2Pd.2:7).

En algunos países, el asunto del diezmo no ha sido un mal que corrompa a las iglesias, porque ha sido tratado con mucha reserva y honradez. Aquí en Australia, la gran mayoría de las iglesias lo han considerado con bastante honestidad y nadie se molesta con esa práctica. Por lo general, no se recogen ofrendas públicas, y aún el diezmo es algo voluntario que los miembros que lo deseen entregar, lo hacen con mucha discreción.

Aunque debo decir, que incluso aquí y en cualquier sitio donde se implante, es algo espurio a las enseñanzas de las Sagradas Escrituras, y por lo tanto es "fuego extraño"(Lv.10) que Dios no va aceptar. Porque el asunto de fondo no es solamente problema de honradez, sino de obediencia, porque esa no es la forma que Dios ha ordenado para que se financie Su casa, la iglesia. Y por lo tanto, todo lo que se haya entregado de esa manera, será quemado como paja (1Cor.3:12-15), porque no es algo dispuesto por Dios, sino por el hombre.

Ahora el grave problema que siempre denuncio, además de lo que ya expuse, es que el diezmo ha servido en muchos lugares para corromper las iglesias. Por ser una fuente de ingresos tan importante, especialmente en las iglesias donde lo han impuesto como una obligación, es que ha despertado la codicia de muchos que apetecen el púlpito como Balaam (2Pd.2:15), solamente por amor al dinero. Y este ha sido la causal de muchas divisiones de iglesias, que a su vez continúan subdividiéndose.

El resultado de todo esto, es que los púlpitos están saturados de estos malos elementos que han traído mucho desprestigio al evangelio. En Sudamérica es un mal endémico, también en varios países de Asia, incluso en EE.UU. en las últimas décadas se ha visto incrementado este mal.

Considero que ante tanta corrupción, la única actitud lógica que debería tomar un cristiano que desea ser fiel a su Señor, es condenar esta práctica de la imposición del diezmo, porque ¿Qué sucedería si elimináramos el diezmo de las iglesias? La primera cosa positiva que veríamos, sería que los comerciantes de la fe se quedarían sin el incentivo que los llevó a esos sitiales de líderes, y por no ser ahora algo apetecido, dejarían las iglesias porque serían un mal negocio, como lo fue en los días de la iglesia primitiva. Quedarían solamente los pastores honestos y sacrificados sirviendo a Su Señor, los únicos que siempre debieron estar allí.

Sería una forma práctica y efectiva para limpiar los púlpitos y las iglesias de estos empresarios de la fe que están haciendo lucro con el pueblo de Dios. Creo que ante tanta perversión, desenfreno y escándalo, volver a lo que el Señor ha dispuesto para Su casa, sería lo mínimo que la cristiandad honesta debería hacer.

El Señor Jesucristo dijo: (Mt.21:13) "Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones". Y tomando un látigo, expulsó a todos los comerciantes. ¿No creen que hará lo mismo cuando vuelva?

Mt.7:22-23 "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad".



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com