Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 191

Mi pastor no me parece una persona tan inteligente para aprender esas técnicas de hipnosis colectiva que Ud. dice que emplean para soplar y botar a las personas al suelo. Entonces ¿cómo puede hacerlo?

RESPUESTA

En otras respuestas de las PREGUNTAS FRECUENTES me he referido a este tema controvertido, que ataña muy directamente al orden y santidad que debería existir en lo que supuestamente sería la casa de Dios, donde lo que tendría que abundar serían los temas bíblicos y por sobre todas las cosas, Su Palabra.

No es un asunto de inteligencia, sino de poder y habilidad conferida. Muchos cantantes Rockeros no se caracterizan precisamente por su grado de inteligencia, más bien por el consumo de drogas, debido al cual varios de ellos han muerto ahogados en su propio vómito o intoxicados con exceso de droga, y sin embargo ellos utilizan técnicas similares para controlar a las multitudes que acuden a sus conciertos.

En una oportunidad conversando en uno de mis viajes con un señor que dijo ser siquiatra y ateo, me tocó el tema de estos pastores que hacen esta clase de espectáculo a través de la TV., y me decía que él sin ser creyente podía hacer lo mismo, y cualquiera que se interesara cómo hacer esos actos de exhibicionismo podría aprenderlo.

Lo que afirmo en mi página respecto a esta materia, es exactamente eso, que no se necesita ningún poder especial para realizarlo, sino simplemente aprender la técnica para manipular a las multitudes por medio de la música estridente, la euforia colectiva y lo demás viene por añadidura.

Recuerdo en mis años de juventud, cuando para ser pastor había que pasar por un seminario, allí se enseñaba entre otras materias psicología y demás asignaturas relacionadas con la conducta del ser humano. A ese nivel se aprenden muchas cosas (innecesarias) que están relacionadas con la psiquis y no con el alma, menos aún con el espíritu que es lo que realmente puede comunicar al hombre con Dios, y cualquiera puede ser capacitado para manipular las multitudes.

Pero que sea una técnica que se puede aprender, no significa que no exista un poder detrás de todo esto. Cuando era niño, y por lo general los de mi edad se interesaban en el deporte, yo leía a Platina y otros historiadores católicos, las encíclicas y naturalmente conocía muy bien el Catecismo de la fe católica, porque pese a mi corta edad, tenía un ferviente deseo de ser sacerdote.

Pasaba largas horas en la iglesia, dos misas los días domingo y me gozaba grandemente en el silencio de ese lugar los días sábado. Pero fue allí cuando accidentalmente, porque los curas no sabían de mi presencia, pude escucharlos burlarse de personas que recientemente habían confesado.

Eso y muchas otras cosas que fui testigo, me hicieron renegar de mi fe en Dios y renunciar para siempre a esa iglesia, pese a que tenía solamente 12 años. Pero cuando a los 18 años me alcanzó la gracia irresistible de Dios y acepté al Señor Jesucristo como a mi Salvador personal, pude conocer por primera vez lo que era tener verdaderamente paz para con Dios y paz en mi corazón.

Aunque continuaban existiendo muchas interrogantes en mi ser. Una de ellas era ¿Cómo podían los romanistas, aplicando "agua bendita" expulsar demonios durante los exorcismos? Porque tenía muy claro que en eso no había ningún poder intrínseco.

Pero finalmente comprendí que eso era un poder conferido para revestir de mayor autoridad a esos líderes religiosos. Satanás hacía una aparente retirada, para maravillar a los espectadores y hacer más creíble el mensaje que ellos entregan.

Algo similar se puede apreciar con aquellos pastores que gustan realizar espectáculos de "milagros" y esos actos de exhibicionismos que en nada aportan a la fe, como es la actuación de estos "sopladores". Porque Dios dice que la fe es: Heb 11:1 "Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve".

No hemos de menospreciar el poder de Satanás ni su inteligencia, la cual es superior a la de todos los seres humanos, porque él fue el querubín más grande de la creación de Dios.

Ez. 28: 12-14 "Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. Tú, querubín grande".

Por lo tanto no es necesario que los líderes tengan mentes brillantes, sino que basta con que se pongan al servicio de este ser, para ser revestidos de cualidades y facultades conferidas por este siniestro personaje.

Aquí se cumple lo que dijo el Señor, que tanto han mentido, que finalmente se creen su propia mentira y son víctimas de sus fechorías.

2Ts. 2:9 "inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos,
2Ts. 2:10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.
2Ts. 2:11 Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira,
2Ts. 2:12 a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia".

Muchos son los que en nuestros días tienen un concepto muy equivocado de los ministros que sirven al enemigo de Dios, creen que solamente son aquellos que han cometido actos y delitos abiertamente repugnantes. Pero no consideran a los muchos que Satanás tiene infiltrado con piel de cordero, pero son lobos rapaces.

2Pe 2:1 "Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.
2Pe 2:2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,
2Pe 2:3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas".

Hch. 20:29 "Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño".

1Ti 6:5 "disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales".

La gran mayoría imagina a los brujos y curanderos solamente vestidos de plumas, con collares de patas de aves y otras especies extravagantes. Pero sin embargo los que hoy se pasean por las iglesias, son de cuello y corbata, con trajes muy caros y se movilizan en costosos automóviles. Todos ellos tienen una sonrisa muy grata, que han estudiado muchas veces frente al espejo, y cada palabra que dicen está acompañada de un tono de "solemnidad" que maravilla a muchos; pero no son más que "palabras fingidas", porque "han tomado la piedad" como fuente de ganancia.

Son personas "muy agradables", jamás ofenden a nadie, "muy amorosas" de acuerdo a los estándares que la sociedad moderna se ha formado. Pero si analizamos a la luz de la infalible Palabra de Dios la forma con la cual el más manso de todos, Cristo el Señor, se dirigió a los líderes religiosos de su época, Él quedaría fuera de este nivel de "perfección" que el mundo se ha forjado.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com