Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N°189

¿Cómo puede saber que las personas que denuncia en la NOTA de su página home, son pastores?

RESPUESTA

La mayoría de los usuarios de Internet desconocen muchas características y propiedades de esta red mundial. Para simplificar y que todos los lectores puedan entender, lo expresaré de una forma muy simple y gráfica.

Navegar por Internet es como conducir un automóvil por pistas cibernéticas, donde cada vehículo no solamente deja registrado su número de matrícula, sino que las huellas virtuales de este "vehículo" se pueden asemejar con los dibujos que dejan las ruedas sobre un terreno blando. Con la gran diferencia que estos "dibujos" que dejan impresos, más bien se pueden comparar con las barras de código que traen todos los artículos para su identificación específica, porque se logra reconocer con absoluta precisión a cada una de estas personas.

Algunos piensan que conseguirán escapar a este rastreo utilizando computadores públicos que en muchos lugares se pueden arrendar. Pero si fuera así de fácil borrar sus "huellas virtuales", entonces todos los hackers podrían escapar de la justicia haciéndolo de ese modo, sin embargo bien sabemos que tarde o temprano estos sujetos son aprendidos por sus delitos, aunque se encuentren en lugares muy apartados y remotos del mundo.

Hace muy poco leí sobre la detención de un muchacho que había hackeado a una organización Norteamericana, desde prácticamente la jungla de las Filipinas. Pero hasta allí llegaron las entidades policiales que persiguen este delito por todo el mundo.

Muchos creen que en Internet existe un caos y anarquía incontrolable debido a que son billones los sitios que existen conectados por todo el mundo, pero eso está muy lejos de la verdad, porque si así fuera, los grupos terroristas nos tendrían saturados con su propaganda enfermiza. Los pedófilos que han hecho circular su material nauseabundo a través de Internet, creyendo en esa impunidad de publicación, bien sabemos que han sido apresados.

Internet es donde se almacenan todos los datos y conocimientos de la humanidad, y lamentablemente también la basura cibernética. Hay dos formas clásicas para ubicar toda la información sobre una persona.

Existen empresas que se han dedicado a reunir todos los datos disponibles a través de los diferentes procesos legales y comerciales que a diario cada uno de nosotros realizamos, donde se incluyen las preferencias de consumo de cada uno, su capacidad de crédito y estados financieros.

También últimamente han incluido perfiles sicológicos que profesionales (psicólogos, sociólogos y psiquiatras) han realizado utilizando la información que disponen, con todo lo que cada uno de los usuarios de Internet bajan desde Internet y colocan allí, incluyendo sus emails.

Las grandes empresas compran las listas con los perfiles sicológicos al momento de contratar a un personero de confianza y responsabilidad, antecedentes que son tan o más importante que las mismas referencias profesionales que todos ellos deben acompañar.

Los comerciantes importantes de una ciudad, compran la lista con las preferencias de consumo de los residentes de esa localidad, y naturalmente que será de gran utilidad para ellos saber cual es la verdadera capacidad de crédito de sus futuros clientes, antes de hacer grandes inversiones en un área especifica de sus negocios. También para dirigir toda esa correspondencia y llamadas telefónicas que a diario nos hacen, y que muchos no saben cómo han obtenido sus datos personales.

Los políticos compran estas listas de las zonas donde pretenden ser elegidos, para saber a quienes deben dirigir su propaganda. Aunque a ellos les interesa solamente el dato general, la lista está compuesta por los informes particulares de cada uno de los ciudadanos de ese distrito, y todo esto parece ser totalmente legal.

Obviamente hemos de entender que los diferentes departamentos de la policía especializada, contra la lucha del terrorismo, tráfico de armas, drogas, pornografía y demás delitos que persiguen, también tendrán estos antecedentes.

Esa es una de las formas de adquirir información, pero también existe otra manera mucho más simple cuando se trata de una sola persona y que ha cometido un ilícito particular. Conociendo los sitios adecuados en Internet, se puede obtener toda esa información sin grandes dificultades.

En el caso específico al que me refiero en mi nota, donde un "pastor" suplantó mi identidad con los datos que por lo demás son públicos en mi página, y envió a esos sitios de inmoralidad; este personaje al carecer de grandes conocimientos computacionales, ha dejado huellas que hasta un neófito en la materia puede ubicar.

Cada computador cuenta con un registro de identidad que navega por la red (IP Internet Protocol), a través de esta identificación cibernética se puede saber quien ha puesto todo lo que aparece en Internet, pero ha sido mucho más fácil ubicarlo, debido a que todos los sitios a los cuales escribió para suplantarme, pertenecen a su propia zona de México donde vive. Esto ha servido además para confeccionar su perfil psicológico, porque debido a que escogió sitios de su propia zona, demuestra que es cliente habitual de los "servicios" que allí ofrecen.

Hoy tenemos todos sus datos personales, incluyendo su fotografía que concuerda muy bien con su perfil psicológico, y sus actividades en diversos lugares de México y EE.UU. Pero como he dicho anteriormente, dejaremos este delito en las manos del Señor que conoce perfectamente lo que está sucediendo; son Sus negocios y Él sabrá decidir lo que estime conveniente conforme a Su sabiduría y justicia.

Es realmente un personaje muy típico de los comerciantes de la fe, porque se reviste de la envestidura de "pastor", para poder lavar los ingresos que obtiene de actividades que seguramente algún día deberá explicar ante las autoridades competentes, especialmente en EE.UU. país que visita regularmente cada tres meses.

Cada día son más los que usan y abusan de las franquicias que les concede la ley en esa condición de pastor y los dineros que obtienen de diversas actividades, que son "blanqueados" a través de sus iglesias y de la nueva modalidad de pedir dinero por medio de Internet.

Por mi parte, es mi sincero ruego ante el trono de la gracia divina, que el Señor toque el corazón de esta persona para que pueda aceptar a Cristo como a su Salvador personal, y pasar desde el reino de las tinieblas en que se encuentra, hasta el reino de la luz de los hijos de Dios. Si esto sucediera, podríamos hasta conocernos personalmente allá en la gloria.

En mi vida de servicio para mi Señor, estoy acostumbrado a recibir amenazas y agresiones de pastores que se dedican al denigrante comercio que ha transformado la casa de Dios en cueva de ladrones, porque sienten que les estoy echando a perder su negocio; pero la verdad es que primera vez que enfrento este tipo de artimañas delictivas.

Se aprecia con absoluta nitidez que en esta lucha sin cuartel entre los hijos de las tinieblas contra los hijos de Dios, cada cual usa las armas que mejor conoce. El Señor nos advierte en Su Palabra sobre esta actitud irreconciliable entre estos dos reinos, pero yo continuaré confiando en mi Señor, porque sé en Quién he creído.

Sal. 27:11 "Enséñame, oh Jehová, tu camino, y guíame por senda de rectitud a causa de mis enemigos.
Sal 27:12 No me entregues a la voluntad de mis enemigos; porque se han levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran crueldad.
Sal 27:13 Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová
Sal. 118:6 El Señor está conmigo; no temeré lo que me pueda hacer el hombre.
Sal. 23:4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento".



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com