Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 181

¿Es compatible el cristianismo con el judaísmo?

RESPUESTA

El cristiano ama de forma natural a la nación de Israel, porque es el pueblo escogido de Dios y todas las raíces del cristianismo se encuentran allí; además, y creo que es la principal razón, porque el Señor Jesucristo según la carne era judío.

Pero muy bien sabemos aquellos que hemos tenido la oportunidad de conocer judíos observantes de su religión, que este afecto no es recíproco de ellos hacia los cristianos. En primer lugar, porque ellos no separan a los creyentes que hemos nacido de nuevo, de los católicos y demás religiones que también se autodenominan "cristianos".

Ellos califican y vinculan sin distinción alguna a todos los que se dicen cristianos, de ser los culpables de los genocidios que realizó contra ellos durante siglos la iglesia católica romana, a través de las Cruzadas y también por medio de la tristemente famosa "Santa Inquisición" en todos los países del mundo que el Vaticano tenía dominio religioso; el cual también se expresó de una forma brutal y dictatorial en el poder político, económico y militar que dominaban los romanistas.

También recuerdan con dolor a aquellas naciones que los expulsaron masivamente de sus territorios, para robarles sus bienes y satisfacer sus demenciales odios raciales, como fue el caso de la Roma imperial, posteriormente España, Rusia y otros.

Está muy grabado en sus memorias el concordato que firmó el Papa Pio XII (que de pío nada tenía) con Hitler y Mussolini, quienes fueron los arquitectos del macabro holocausto de más de seis millones de judíos.

Pero la incompatibilidad no se establece únicamente a través de los vínculos afectivos, sino que principalmente por medio de sus expresiones religiosas. Porque el judaísmo se basa exclusivamente en la ley del Antiguo Testamento, donde Dios habló al hombre por medio de figuras, símbolos y sombras de la realidad que habría de venir, que era el verdadero Cordero de Dios, Cristo Jesús.

Es más, ellos reniegan y consideran blasfemos los escritos del Nuevo Testamento. Jesús es calificado como un falso Mesías, un usurpador y engañador; los improperios que sostienen contra el gran apóstol Pablo, por haber sido un fariseo y conocedor de las Sagradas Escrituras que se convirtió al cristianismo, son realmente irreproducibles; pero están asequibles en sus páginas de Internet, las cuales de ningún modo recomiendo, porque contaminan nuestra mente y corazón.

El judaísmo consiste en una religión que principalmente se expresa por medio de festividades, ritos, ceremonias y tradiciones que se celebran de acuerdo al calendario consignado en la ley. Por lo tanto, la observancia de esas festividades y días religiosos son la culminación de sus creencias.

En contraste de esto, en el cristianismo Dios reprende a los judaizantes en el Nuevo Testamento para que dejen esas cosas de ceremonias, festividades y días especiales, porque ahora en la iglesia el único día especial es el día del Señor, el Domingo.

Gal 4:9 "mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar?
Gal 4:10 Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años.
Gal 4:11 Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros".

Hch. 15:5 "Pero algunos de la secta de los fariseos, que habían creído, se levantaron diciendo: Es necesario circuncidarlos, y mandarles que guarden la ley de Moisés".

Y bien conocemos la respuesta contundente que le dieron los apóstoles y ancianos de la iglesia de Jerusalén a esos judaizantes.

Sin embargo, ahora en el siglo XXI, se está levantando una nueva moda que se está introduciendo sagazmente en muchas iglesias, la de querer judaizar a los cristianos por medio de la observancia de esas ceremonias y ritos que caducaron cuando la ley fue abolida cuando vino Cristo; quién cumplió todo aquello de lo cual Dios había revelado por medio de las sombras y figuras que se encuentran en el Antiguo Testamento.

Pero la mayor gravedad en esta vuelta a las ceremonias, ritos y días especiales que ordenaba la ley para el pueblo de Israel (no para la iglesia), es que constituye un tremendo desagravio a la obra perfecta y completa que consumó el Señor Jesucristo en la cruz del Calvario.

Porque todo ello representaba, anunciaba lo que habría de suceder cuando viniera Cristo cual el Cordero de Dios. Y llegado Cristo, todo aquello ahora no tiene sentido, de lo contrario estaríamos negando, al igual que los judíos, la legitimidad de Cristo cual el Mesías, el Hijo de Dios, que era lo que anunciaban aquellas ceremonias y días especiales que se guardaban en el calendario judío.

Heb 9:9 ""Lo cual es símbolo para el tiempo presente, según el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no pueden hacer perfecto, en cuanto a la conciencia, al que practica ese culto".

Heb 9:10 "impuestas HASTA el tiempo de reformar las cosas".

Heb 9:11 "Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación,
Heb 9:12 y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención".

Heb 8:5 "los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés.
Heb 9:23 FUE, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que estos".

El absurdo de esta tendencia judaizante dentro del cristianismo moderno, ha llegado hasta proporciones desquiciadas según me informan hnos. desde diferentes países del mundo, donde en algunos lugares incluso están obligando a los hombres a circuncidarse, y obviamente a celebrar el "Shabbat" que es el vocablo hebreo para el día Sábado, Rosh Hashana, Yom Kippur, Sukkot, Shmini, Hanuka, Shushan Purim, Shavuot, etc.

Incluso no han faltado aquellos que han promovido la recaudación de fondos (dinero que obviamente jamás es enviado para Israel) para la reconstrucción del templo de Jerusalén. Lo cual es el colmo de la ignorancia por parte de la membresía, y la desvergüenza de esos truhánes que pastorean esas iglesias, porque el templo que debe construirse primeramente en Jerusalén, será aquel donde el Anticristo se sentará y exigirá adoración como dios".

2Ts. 2:4 "el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios".

El templo que se menciona en Ez. Caps. 40 al 44 es aquel que levantará el Señor Jesucristo durante Su reinado de mil años, el cual es posterior a aquel que construirán en Israel para el Anticristo. Puede leer más sobre este tema en el libro que presento gratuitamente en la sección LIBROS: "La 2ª Venida del Señor".

Seguramente que esta clase de pastores no sentiría el mismo afecto por las prácticas y tradiciones judías, si supieran que ellos no pagan el diezmo en nuestros días, algo que en la mayoría de las iglesias se debe pagar religiosamente.

Los judíos, en forma nacional, están en endurecimiento en este tiempo de la gracia, hasta que el número de creyentes gentiles que constituyen la iglesia se complete (llegue a su plenitud), pero posteriormente Dios adelanta una bendición especial para ellos, cuando la iglesia sea trasladada a las mansiones celestiales.

Rom 11:25 "Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles;
Rom 11:26 y luego todo Israel será salvo"

Es verdad que la iglesia comenzó con judíos que aceptaron al Señor Jesús como el Mesías e Hijo de Dios, y que también en nuestros días algunos lo han aceptado como su Salvador; pero son un grupo minoritario y que también han caído en cuestiones sectarias que los ha arrastrado indefectiblemente a separarse del resto del cristianismo, no solamente por sus credos y prácticas de la ley (la cual como sabemos fue abolida con Cristo), sino que también por cuestiones raciales, lo cual es improcedente en el cristianismo que constituye la iglesia, la esposa del Señor, la cual es una sola e indivisible.

Ellos gustan llamarse "Judíos Mesiánicos" termino que no existe en la Biblia, porque a los judíos que se convirtieron al cristianismo en la época apostólica, se les llamó únicamente ( y en forma excepcional, no para separarse del resto, más bien para identificarlos) como dice en Hch. 10:45 "los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo".

Pero cuando la iglesia comenzó a crecer y alcanzar madurez espiritual, dice la Palabra de Dios:

Gal 5:6 "porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor".
Col 3:11 "donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos".

Este grupo de "Judíos Mesiánicos" son los más vulnerables y el blanco favorito de los judíos que reniegan y consideran blasfemo al Señor Jesús, y todo lo que se afirma en el Nuevo Testamento, debido principalmente a su desobediencia de insistir en apegarse a ritos, tradiciones, ceremonias, festividades y observancias de días y meses especiales como se encuentran en la ley de Moisés, la cual fue abrogada (Heb.7:18), anulada (Col.2:14), abolida (Ef.2:15).

Por lo tanto, resulta altamente peligroso que nuevamente se insista en judaizar la iglesia, la cual está bajo la gracia y exenta del cumplimiento de esas ceremonias, ritos y fechas del calendario judío que se establecen para aquellos que estaban bajo la ley.

En consecuencia, volviendo a su pregunta: ¿Es compatible el cristianismo con el judaísmo? ¡No! No son compatibles, porque unos aborrecen al Señor Jesucristo y todo lo escrito en el Nuevo Testamento, y los otros amamos al Señor y Su Palabra.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com