Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 151

¿Está bien disfrazarse de payaso o de otro personaje para atraer gente a las reuniones de la iglesia?

RESPUESTA

Disfrazarse para atraer gente a las reuniones no solamente es una "payasada" sino que es una tremenda falta de solemnidad con las cosas del Señor. Puede ser admisible para los que han transformado la iglesia del Señor en un circo, pero jamás para un verdadero creyente.

El solo hecho de imaginar al Señor Jesucristo o alguno de sus discípulos disfrazado para llamar la atención, es una irreverencia de proporciones. Solamente aquellos que no conocen realmente al Dios que nos presenta la Biblia, podría tener una actitud tan liviana y profana como esa.

Mucha basura se ha introducido en las iglesias con el propósito de atraer gente. Pero la consideración básica y primordial que hemos de tener siempre presente, es que si la persona bendita del Señor Jesucristo no los atrae, nada más se puede ni debe hacer, porque no existe algo mayor que Él.

Lo más grande que podemos presentar es al Señor Jesucristo y Su glorioso mensaje ¿Qué otra cosa podría sustituir la obra que es más sublime que la obra de la creación de Dios? ¿Un payaso? ¿Un ratón? ¿Un gato? Tener que referirme a estos temas, demuestra el grado de decadencia espiritual al que ha llegado la cristiandad en nuestros días.

¿Podrá existir algo más sublime y glorioso que el mensaje que Dios nos ha dejado para transmitir a la humanidad? ¿Algo más atractivo que eso? Si eso no les interesa, el problema no está en la iglesia que es fiel a su Señor, sino en la frialdad e indiferencia de la gente. Pero eso de ningún modo nos autoriza para cambiar el modelo divino trazado por Dios.

Con ese argumento liviano e insultante a Dios (porque se creen más sabio que Dios para cambiar el diseño establecido por Él), se han introducido muchas cosas del mundo en las iglesias de hoy. Comenzaron con la música del mundo y luego transformaron lo que supuestamente debería ser la casa de Dios, en discotecas "cristianas".

También son conocidos por todos los clubes deportivos "cristianos", campamentos "cristianos", agencias matrimoniales "cristianas", partidos políticos "cristianos". Y muchas otras del mundo con las cuales han contaminado las cosas santas de Dios. Lo mismo podríamos decir de los "payasos cristianos".

Creo que todo esto ha sido posible por la falta de conocimiento de la santidad del Dios verdadero y glorioso que nos presenta la Biblia. Pero también a la pretensión de creer que la obra de la salvación de los inconversos es obra humana, o a lo menos, que Dios necesita que de demos una "ayudita" nuestra para que los inconversos lleguen a Él.

La ordenanza clara y precisa del Señor fue: Mr. 16:15 "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura". Nunca ha dicho que les toquemos música del mundo, o que les proveamos entretenciones del mundo. Dejemos las "payasadas" y de contaminar lo santo con el mundo, y dediquémonos a lo que realmente el Señor nos ha encomendado: Predicar el evangelio santo de Dios. Y no olvidemos que la obra de la salvación depende 100% de Dios y no tiene ni un átomo de intervención humana.

Rom 9:16 "Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia".
Jn. 1:13 "los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios".
Jn. 6:65 "Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado del Padre".



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com