Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 133

¿Cuál es el día del Señor? ¿El Sábado o el Domingo? ¿Qué día de la semana se reunía la iglesia primitiva?

RESPUESTA

El primer día de la semana es el día Domingo o día octavo como se le denomina en el Antiguo Testamento, donde ya se le conocía como un día especial. Por ejemplo Lv.9:1/2 "En el día octavo, Moisés llamó a Aarón y a sus hijos, y a los ancianos de Israel; y dijo a Aarón: Toma de la vacada un becerro para expiación, y un carnero para holocausto, sin defecto, y ofrécelos delante de Jehová".Lv. 9:1 "En el día octavo, Moisés llamó a Aarón y a sus hijos, y a los ancianos de Israel". Lv. 23:36 "Siete días ofreceréis ofrenda encendida a Jehová; el octavo día tendréis santa convocación". Nm. 29:35 "El octavo día tendréis solemnidad; ninguna obra de siervos haréis" etc.

Existen varias menciones al día octavo en el Antiguo Testamento. Se le denominaba así, debido a que era el día que seguía al séptimo. El séptimo era el Sábado, obviamente el día siguiente era Domingo o primer día de la semana como se menciona preferentemente en el Nuevo Testamento.

Durante la dispensación de la Ley el principal día de la semana era el séptimo (o Sábado). Porque así lo exaltaba la Ley de Moisés durante ese período de figuras y ritos terrenales. Además, claramente lo indica Dios en Su Palabra que el Sábado fue dado como señal entre Dios e Israel.

Ex.31:13 y 17 "Tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros. Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel".

La Biblia establece con mucha precisión el tiempo en que el Sábado fue dado al hombre. El cual como se puede apreciar en el siguiente versículo, no fue dado al "hombre" desde el principio de la creación, sino que claramente señala que fue dado a Moisés.

Neh.9:14 "y les ordenaste el día de reposo santo para ti, por mano de Moisés tu siervo les prescribiste mandamientos, estatutos y la ley".

Eze 20:10-12 “Los saqué de la tierra de Egipto, y los traje al desierto, y les di mis estatutos, y les hice conocer mis decretos, por los cuales el hombre que los cumpliere vivirá. Y les di también mis días de reposo, para que fuesen por señal entre mí y ellos”

También vale destacar que guardar el día Sábado era mucho más que tenerlo como un día de reunión. Implicaba una serie de observancias, que quebrantando una de ellas invalidaba toda la ley. Por ejemplo, no bastaba con no hacer trabajos, sino que además no se podía aprovechar del trabajo de otros, lo que significaría en nuestros días que no se podría usar la luz eléctrica, porque se estaría aprovechando del trabajo de muchos que hacen posible que llegue la energía hasta nuestros hogares, lo mismo ocurriría con el teléfono, el agua, transportes y todos los servicios públicos.

Se prohibía en forma explícita encender fuego ni cocinar, etc. Los judíos en Jerusalén, quienes no son cristianos, guardan estas y muchas otras observancias, por ejemplo cocinan todo el día Viernes y el Sábado lo consumen frío.

Durante la dispensación de la ley el Sábado tuvo una significancia notable, porque entonces había que trabajar primero, para luego obtener el descanso de la salvación. El orden era perfecto, primero trabajaban seis días, luego descansaban el séptimo.

Hoy, en el período de la iglesia, que corresponde a la dispensación de la gracia, primero descansamos en la obra única y perfecta realizada por el Señor Jesucristo en la cruz del Calvario para obtener nuestra salvación, y luego trabajamos para él como fruto de corazones agradecidos.

Ahora somos salvos por fe no por obras (Ef.2:8/9). Descansamos en el Señor para nuestra salvación, y luego trabajamos para su Gloria por esas obras que Dios nos ha prometido coronas en el cielo.

El día que el Señor bendijo en forma especial con su resurrección fue el Domingo, primer día de la semana, tiene para nuestra dispensación de la Gracia una representación muy significativa.

El ejemplo que nos legaran los primeros cristianos fue que se reunían el primer día de la semana, el Domingo. El mismo Señor Jesucristo ensalzó en forma muy particular el día Domingo, escogiéndolo para su resurrección y para reunirse en forma especial con sus discípulos.

Por esta razón, durante la dispensación de la Gracia, el período de la iglesia, se denomina el primer día de la semana (Domingo) como el día del Señor.

El día Domingo en el Nuevo Testamento:

Mt.28:1 "Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro".

Mr.16:9 "Habiendo, pues, resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana apareció primeramente a María Magdalena".

Jn.20:19 "El primer día de la semana...los discípulos estaban reunidos,..vino Jesús".

Jn.20:26 "Ocho días después (otro día Domingo), estaban otra vez sus discípulos dentro...llegó Jesús".

Hch.20:6/7 "nos quedamos 7 días (Pablo llegó a Troas un día Lunes y aguardó hasta el Domingo, primer día de la semana, para participar de la Cena del Señor) el primer día de la semana, reunidos los discípulos PARA partir el pan".

Este versículo es torcido mañosamente por los Adventistas del Séptimo día o Sabatistas como también se les conoce. Ellos explican este versículo diciendo que aquí la iglesia se había reunido para escuchar a Pablo. Pero la simple lectura del pasaje nos demuestra que esa interpretación es forzada, porque claramente dice que estaban reunidos, no para escuchar a Pablo, sino PARA PARTIR EL PAN.

Pablo, juntamente con los otros discípulos del Señor, había llegado a Troas 7 días antes, es decir, un día Lunes, y aguardaron hasta el día Domingo para participar de la Cena del Señor. Si la iglesia hubiera tenido por costumbre reunirse el día Sábado, no habrían tenido inconveniente para hacer su reunión ese día de la semana, lo cual hubiera sido mucho más practico para ellos, debido a que Pablo debía salir dos días después, el Lunes.

Sin embargo aguardaron hasta el día Domingo, primero de la semana, para reunirse como era su costumbre, y estuvieron escuchando después de la Cena a Pablo hasta la madrugada del día Lunes cuando el apóstol debía dejar esa ciudad.

También se entiende a la luz de 1Cor.16:2 que la iglesia acostumbraba a reunirse el día Domingo, porque ese día era el cual se recogían las ofrendas. Nadie en su sano juicio pensaría que salían el día Domingo a recoger casa por casa las ofrendas en los hogares de los creyentes, sino que la forma natural e inteligente de interpretar este pasaje, es que lo hacían de esta manera porque ese era el día en que se reunía la iglesia.

lCor.16:2 "Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo" ¿Por qué cada primer día de la semana? No se debía a que ese fuera el día de pago. No debemos olvidar que en aquellos días los trabajadores recibían su salario cada día (Lv.19:13). La única explicación lógica era porque ese día era el que se reunía toda la iglesia, como se entiende también en los versículos antes citado.

La iglesia del Nuevo Testamento se reunía los días Domingos, el primer día de la semana y no el día Sábado, como algunos falsos maestros enseñan en nuestros días.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com