EXPEDIENTE 666


CAPÍTULO I

" Un Reino "

 

 

Cuando hablamos del anticristo, la mayoría piensa inmediatamente en un hombre, porque citando Ap.13:18 se lee " es número de hombre. Y su número es 666" Pero pasan por alto muchos otros pasajes de la Biblia, donde se le menciona como un reino.

No existe contradicción alguna, sino que para tener un cuadro completo debemos interpretar cada versículo, con la enseñanza general de la Biblia. Además hemos de considerar que todo reino para que exista como tal, necesariamente requiere de un rey.

Los libros de mayor contenido profético son Daniel y Apocalipsis.

La Biblia fue escrita aproximadamente por 40 escritores en un lapso de casi 1500 años. Y lo asombroso es que estos 40 hombres vivieron en épocas diferentes, en países distintos, eran de diversas esferas sociales y culturales, y siendo la Biblia el libro más perseguido y criticado, jamás nadie ha podido demostrar ni una sola contradicción en ella. Esta sola consideración nos obliga a aceptar que la Biblia es un libro divinamente inspirado, es la Palabra de Dios.

El libro de Daniel se separa en el tiempo del libro del Apocalipsis por casi 640 años, pero su complemento e igualdad en su mensaje, asombra aún a los más escépticos. Más aún considerando que sus revelaciones corresponden a acontecimientos que están sucediendo ahora, que estamos a las puertas del tercer milenio de nuestra era cristiana.

En Dn. Cap. 2 encontramos la visión que tuvo el rey Nabucodonosor y la interpretación que Dios le entregó a Daniel. Consistió en una gran estatua, Dn 2:32/33 "su cabeza era de oro, su pecho y sus brazos, de plata, su vientre y sus muslos, de bronce, sus piernas, de hierro, sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido."

Daniel da toda la gloria a Dios al entregar la revelación divina. Dn. 2 :28 "hay un Dios en los cielos, el cual revela los misterios, y él ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que ha de acontecer en los postreros días." Y le entrega la interpretación diciendo que la gran estatua compuesta de 4 materiales diferentes, son 4 imperios que habrían de existir hasta el fin de los tiempos .

Dn. 2:38 "Tu eres esa cabeza de oro." El imperio Babilónico. ( 605- 538 A.C.) Dn. 2 : 39 " y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo". El imperio Medo - Persa ( 538 - 333) Dn. 2:39 " y luego un tercer reino de bronce" El imperio Griego (333 - 63 A.C.) Dn. 2 : 40 / 43 " y el cuarto reino será fuerte como hierro, y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo". El cuarto y último imperio, el Romano (63 A.C. hasta el fin de los tiempos).

En el año 410 D.C., una de sus cabezas (gobernantes) fue herida por los bárbaros en la invasión de Roma. En el año 476 D.C. Rómulo Augusto es obligado a retirarse a la vida privada. Pero Constantino (306-337 D.C.) un hábil militar y político, fortaleció el gobierno de Roma con el sistema denominado "césaro - papismo", constituyendo de esta forma un nuevo sistema de gobierno para el imperio, quedando centralizado en su persona todo el poder militar, político y religioso; naciendo lo que conocemos hoy como "Iglesia Católica Romana".

Desde entonces el imperio Romano ha subsistido por medio de esa institución, cuya sede central es el Vaticano, el estado más pequeño en el consorcio de las naciones pero el que concentra en sus manos un poder religioso, político y económico difícil de calcular.

Constantino fue el fundador de la iglesia Católica Romana, quien por razones estratégicas de gobierno, obligó a todos sus súbditos a aceptar el nuevo credo religioso. Considerándose su imperio como "Universal", que significa "Católico", la nueva fe que impuso a su imperio, fue también denominada "Universal", es decir, "Católica".

Naciendo la iglesia Católica Romana, este hábil gobernante no solamente siguió siendo el jefe de estado, sino que ahora asumió como cabeza de la iglesia Católica Romana bajo el título de " Sumo Pontífice".

Todos los paganos de su imperio comprendieron perfectamente el significado del nuevo rol del emperador. Porque ellos conocían muy bien que los sacerdotes de las diversas divinidades paganas que ellos adoraban, se llamaban "Pontífices".

Al asumir Constantino como "Sumo Pontífice", estaba indicando que desde ahora él era el jefe supremo de todas las divinidades de su imperio. Y de hecho hasta el día de su muerte siguió adorando al dios Sol, principal divinidad que adoraban los paganos de su reino.

Sólo a partir del año 590, el jefe supremo de la iglesia Católica Romana, el sumo pontífice, asume también el título de "papa". Y desde esa fecha comienza la siniestra sucesión papal, la cual muchas veces estuvo envuelta en asesinatos y perversos atentados. La corrupción fue tan generalizada en este poder eclesiástico, que muchos papas eran hijos de papas o cardenales.

Hasta nuestros días, el papa sigue autodenominándose "Sumo Pontífice", y además continúa siendo el jefe de la iglesia Católica Romana y jefe del estado del Vaticano. Constantino le transfirió esta doble jefatura, y más recientemente, el dictador Mussolini por medio de un concordato que firmó con el papa, le hizo entrega oficial no solamente de importantes franquicias económicas, sino también del reconocimiento oficial como estado independiente.

Hoy el Vaticano es reconocido por Naciones Unidas y por todos los países donde tiene sus propios embajadores. El papa donde vaya debe recibírsele no solamente como jefe supremo de la iglesia Católica Romana, sino que el protocolo obliga a recibirle además como jefe de estado.

El imperio romano como dijo el Señor, no se ha extinguido, ha permanecido vivo a través de los siglos en el poder de la iglesia de Roma. Y cuando se le ha permitido volver a ejercer dominio masivo, ha resurgido con toda su crueldad, como lo demuestra la historia cuando nos relata algo de las perversidades de las cruzadas y de la llamada "Santa Inquisición", que veremos en nuestro siguiente capítulo.

"Lo que viste de los pies y de los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido, mas habrá en él algo de la fuerza del hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido, el reino será en parte fuerte, y en parte frágil" Dn.2:41.

Se mezclarán por medio de alianzas humanas. El 25 de Marzo de 1957, por invitación de Roma, se realizó una reunión de seis países (Italia, Alemania, Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo) en el Vaticano y se firmó el tratado de Roma, constituyendo lo que hoy conocemos como El Mercado Común Europeo, que fue llamado también El Club de los Diez, porque por largo tiempo estuvo formado por diez países.

El último imperio, el Romano, que estuvo reinando cuando Cristo vino la primera vez, estará en el poder cuando venga la segunda vez. Estará en el escenario del mundo representado por los pies y los dedos mezclados entre el hierro con el barro cocido, por alianzas humanas, en parte fuerte, y en parte frágil.

Esto corresponde a la Europa unificada, por medio de alianzas y pactos humanos. Los países que constituyen la Europa moderna son los que corresponden al Imperio Romano, después de su división. Su unificación al final de los tiempos es lo que Dios profetizó casi 2.600 años antes.

En Ap. 13 comienza hablando desde el versículo 1 al 3 del Imperio Romano, y luego prosigue desde el versículo 4 en adelante, refiriéndose específicamente sobre el gobernante de ese imperio, es decir, del anticristo. También hace referencia a esta restauración del imperio Romano.

En la forma imperial de gobierno, la cabeza principal fue herida de muerte, pero al final de los tiempos será restaurada. Europa será totalmente unificada, no solamente por medio de pactos comerciales y militares, un parlamento único, sino que la cabeza será restablecida por medio de un presidente único.

Ap. 13 : 3 " Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada, y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia ." A partir de allí, deja de referirse al Imperio Romano restaurado (Europa unificada) para concentrarse en su gobernante, que lo define como la bestia. Luego volveremos a Ap. 13.

En Dn. 2 Dios nos revela de cuatro imperios que existirán hasta que el tiempo de los gentiles se cumpla .Comenzó con Nabucodonosor (Babilonia) y se extiende hasta el Romano. A la luz de la Biblia, este último nunca ha dejado de existir, solamente nos dice que su poder visible, por medio de un gobernante con poderes absolutos, fue herido.

Pero al final de los tiempos será restablecido en la persona del anticristo. Es importante también destacar que estos imperios humanos, serán derribados por una Roca ( Dn. 2 : 44 / 45) y entonces se establecerá el gobierno de Cristo aquí en la tierra.

Los cristianos bien sabemos que la Roca es Cristo. Y de acuerdo a lo que Dios nos revela en Dn. 2, la segunda venida del Señor, se producirá cuando Europa esté unida por medio de alianzas humanas .Esto significa que Cristo viene en cualquier momento ¡Aleluya!.

En Dn. Cap. 7 también tenemos una descripción profética de estos 4 imperios, pero aquí están representados por animales.Copiado ilegalmente de EstudiosMaranatha.com

Dn. 7:4 "La primera era como León, y tenía alas de águila". El imperio Babilónico.

El león, el rey de las bestias, con alas de la reina de las aves. Las alas simbolizan el progreso y " arrancadas las alas", dándole el corazón de un hombre, habla del alto progreso de Babilonia y su debilidad al final de su reinado.

Dn. 7:5 "Otra segunda bestia semejante a un oso", con tres costillas en su boca, y con un lado más alto que el otro. El imperio Medo - Persa. El oso representa muy bien las características de este imperio. Animal poderoso y lento. Sus victorias fueron obtenidas por ejércitos muy numerosos. El lado más alto, tipificaba la preeminencia de los persas sobre los medos. Las 3 costillas nos hablan de la triple alianza de Babilonia, Lidia y Egipto.

La tercera bestia Dn. 7:6 "semejante a un leopardo, con alas de ave en sus espaldas; tenía también esta bestia cuatro cabezas". El imperio Griego. Tenían ejércitos pequeños pero muy ligeros y eficaces. Muy bien disciplinados por Alejandro el Grande, ágiles como el leopardo, dominaron el mundo conocido en 10 años. Las 4 cabezas representan las 4 divisiones del imperio: Siria, Egipto, Macedonia y Asia Menor.

La cuarta y última bestia Dn. 7:7 "una bestia espantosa y terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies; y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía 10 cuernos. El imperio Romano, el último de los reinos estará hasta cuando el Señor vuelva a establecer su reino en la tierra.

Esta cuarta bestia, terrible y cruel en gran manera, que ha perseguido a los mártires de Jesús, se describe también en Ap. 13 como la bestia (vr.4) "la bestia", (vr.7) "Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación". Y en Ap. 17 como el imperio religioso, (vrs. 4 al 6) "...y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en la frente un nombre escrito, un misterio:Copiado ilegalmente de EstudiosMaranatha.com

BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro". En este capítulo se nos describe con gran precisión la destrucción de la Babilonia Eclesiástica y en Ap. 18 La destrucción Social, Económica y Política.

Curiosamente la iglesia Católica Romana, en su interpretación oficial que añaden en todas las páginas de sus Biblias, Ap. cap 17 y Ap. cap 18 dicen correctamente que: "aquí Babilonia debe interpretarse como Roma , porque ésta es la ciudad levantada sobre las siete colinas".

Si Roma dice que la Babilonia de Ap. 17 y 18 es Roma. Y la Biblia afirma en forma muy clara que desde Nabucodonosor habrían solo 4 imperios, Babilónico - Medo Persa - Griego, y Romano, el que subsistiría hasta el final de los tiempos, cuando regrese el Señor por segunda vez (Dn. 2: 34). ¿Por qué no habríamos de creer lo que Dios nos advirtió en su Palabra?

¿Quiénes han sido los enemigos más acérrimos de la Palabra del Señor? ¿Quiénes y por qué quemaron las Biblias, prohibieron su lectura y son responsables de la sangre de tantos millones de mártires de Jesús? Sólo la iglesia de Roma es la que ha mostrado un odio sin parangón contra la Biblia en toda la historia del Cristianismo.

Ella es un reino que aún no desea ser revelado, porque sabe que hay quién al presente lo detiene, ( 2 Ts 2 : 7 ) el Espíritu Santo, que está en los verdaderos creyentes salvados, redimidos en la sangre de Jesucristo.

Pero cuando la iglesia del Señor sea arrebatada a los cielos, entonces emergerá con todo su poder y brutalidad. Satanás entregará todo el poder al último gobernante de este 4º reino, Roma, entonces se levantará el anticristo.Por Jack Fleming

 

Prólogo . . . Capítulo 2


¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com