24
SEMEJANZAS ENTRE
CATÓLICOS Y
PSEUDO EVANGELICOS

CAPÍTULO 12

"La superstición de los pseudo evangélicos".

La superstición es fomentada y alimentada por los líderes religiosos, como un medio poderoso para dominar y controlar su gente. Esto ya lo sabían los brujos de los pueblos primitivos y los sacerdotes del paganismo antiguo, de Babilonia, Egipto, Grecia y Roma.

Que ellos la hayan explotado no sorprende a nadie, pero que hoy la practiquen los que se "dicen" cristianos, eso sí que resulta un pecado de proporciones difíciles de comprender y aceptar.

El Señor nos advirtió que los últimos tiempos serían tiempos peligrosos. Dice en 2 Tim.4:3-4 "Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas".

También el Señor nos dijo que antes de su regreso, vendría la apostasía y nos previno: "Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, y a muchos engañarán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos".

En Mt. 7:22 el Señor advierte a estos maestros: "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en el nombre de Jesús echamos fuera demonios, y en el nombre de Jesús hicimos muchos milagros? Entonces les declararé: Nunca os conocí, apartaos de mí, hacedores de maldad"

El Señor cuando venga, le dirá a muchos de los líderes religiosos que hoy tienen grandes iglesias y hacen grandes milagros, a los curanderos y sopladores: "Nunca os conocí, apartaos de mí, hacedores de maldad".

La mayoría de las personas tienen un concepto de los brujos, como los que se visten de plumas y portan collares de patas de animales y otras extravagancias. Así que no pueden reconocer a los brujos y milagreros que hoy se pasean por las iglesias, de cuello y corbata, disfrazados de pastores.

Estos falsos ministros aún emplean las Sagradas Escrituras como amuleto de la buena suerte y motivan a sus congregaciones a consultarlas como los agoreros consultan sus horóscopos.

Una de las expresiones que ha popularizado una de esas emisoras que se "dicen" cristianas y que sólo ha trastocado los valores cristianos, es el "Pancito de vida", que no es otra cosa que un horóscopo cristiano, donde los auditores llaman para saber cómo les va a ir o que tiene que decirles Dios por ese método del azar.

Si no fuera para emplear el método del azar, simplemente abrirían sus Biblias en sus propios hogares para leerlas por ellos mismos. Pero no, claramente prefieren el horóscopo cristiano a la lectura seria y edificante de la Palabra del Señor.

Dios no nos manda a usar la Biblia en un juego de azar, sino a escudriñarla. Ese juego es tan absurdo, como que un dueño de una panadería ande mendigando pedacitos de pan. Hermano, hermana, Ud. tiene toda una panadería en su casa, tiene la Biblia completa, no ande pidiendo migajas.

Lo insensato de consultar pasajes aislados de la Biblia, queda en evidencia al citar el caso de aquella persona que tenía esa costumbre supersticiosa de buscar en el horóscopo cristiano, para saber cómo le iría cada día. Siguiendo el método que le habían indicado, abrió al azar su Biblia y leyó el pasaje donde estaba su dedo, Mt. 25:5 "Y Judas fue y se ahorcó".

Como no le agradó lo que leyó, intentó por segunda vez, ahora su dedo apuntaba Lc. 10:37 "Ve, y haz tú lo mismo". Sintió mucho miedo, y temblando pensó que tan solo era mala suerte, así que decidió consultar su suerte por tercera vez, abriendo nuevamente su Biblia al azar, su dedo indicaba Jn. 13:27 donde decía: "lo que vas a hacer, hazlo más pronto".

Siguiendo este método supersticioso de consultar la Biblia, había recibido el siguiente mensaje: "Judas fue y se ahorcó. Ve, y haz tú lo mismo. Lo que vas a hacer, hazlo más pronto" ¿Podría alguien en su sano juicio creer que eso era un mensaje de Dios para ella? Por supuesto que no, pero esta es la forma en la que muchos están manipulando la Palabra de Dios.

Y que diremos de aquellos que acostumbran colocarse la Biblia en el lugar de su cuerpo que sienten una dolencia, la emplean como un amuleto milagroso y lo único que han logrado es que sus Biblias estén mal olientes.

También hemos escuchado a aquellos que son utilizados por los recaudadores de dinero en las calles, cuando no llegan a entregarles dinero con la frecuencia que ellos desearan, dicen que se debe a demonios que están sobre ese lugar, así que se bajan y dan 7 vueltas a su automóvil para ahuyentar los malos espíritus. Lo que no he puesto atención es si las 7 vueltas las dan de rodillas o caminando.

No deseo volver a mencionar las artimañas supersticiosas que emplean los chantajistas con el propósito de extraerles el diezmo al pueblo de Dios, dejándolos prisioneros de conciencia, porque ese ha sido un tema que me he referido en otros capítulos.

Los nuevos empresarios de la fe, también han montado toda una infraestructura para motivar a los cristianos a las peregrinaciones a la tierra santa. Uno de los enganches que también ofrecen en estas romerías es "re-bautizarse" en las aguas del río Jordán.

Nada más anti bíblico y que raya en el fetichismo, que bautizarse por segunda vez, aunque sea en las aguas del río Jordán. Tampoco podríamos dejar de mencionar que estos pastores-empresarios, los comerciantes de la fe, traficantes de almas, también ofrecen para aquellos que no pudieron costear su viaje en esa peregrinación a Israel o romerías a la Tierra Santa como se le llamaba en la Edad Media; un "aceite bendito" traído directamente de Israel, para una unción muy especial.

Nunca he logrado comprender por qué la gente considera más especial el aceite comprado en un Supermercado de Israel, que uno que se puede adquirir en nuestro país. Tampoco le veo la diferencia con el "agua bendita" que ofrecen los católicos, todo eso es un fetichismo inadmisible en un pueblo que se dice cristiano.

Otro capítulo aparte merece la práctica de los brujos modernos, infiltrados en las iglesias, que están ofreciendo "pañitos mágicos", que al frotarlo en las murallas de sus casas, ahuyentan los malos espíritus.

Cuando me hablaron de esto, pensé que se estaban refiriendo a lo que hacen los brujos en los países del tercer mundo, que realizan todo un acto espiritista para liberar de los malos espíritus las casas que están "cargadas". Pero no, esto es algo que brujos, disfrazados de pastores están haciendo en las iglesias.

Toda esta práctica espiritista es complementada con "cruzadas de milagros", donde los sopladores y curanderos ofrecen un espectáculo aparte, cuyo objetivo central y sin disimulo es sin ningún lugar a dudas recaudar dinero, quien es su verdadero dios.

Estos brujos deciden el lugar, la ocasión y quienes han de ser sanados, es decir, tienen un "dios" que se somete y lo controlan a su voluntad. Y si alguno no es sanado, es muy fácil, le echan la culpa de no tener suficiente fe. Significa que además de quedarse con su enfermedad, deben cargar con el sentimiento de culpabilidad de no tener fe.

Pablo cuando pidió tres veces al Señor que lo sanara y el Señor no lo sanó ¿Fue porque Pablo no tuvo suficiente fe? Bien sabemos que fue porque esa no era la voluntad de Dios para él.

El Dios de la Biblia, no es la lámpara de Aladino que estos brujos quieren hacernos creer. Él no puede ser manipulado, ni aplaudido, ni menos aún "ordenado" por hombre alguno a hacer esto o aquello.

Uno de los fraudes anti bíblicos más rentables en los EE.UU. es la semilla de ofrenda de fe. Son cartas, por ejemplo, una de ellas trae un dibujo de "Jesús", (la misma figura que hacen los católicos) lo hacen con sus manos extendidas y dice: "Toque mis manos y yo tocaré las suyas y derramaré sobre vosotros bendiciones hasta que sobreabunden". Y les ofrecen una cosecha a ciento por uno.

Todo esto va acompañado de mensajes que aseguran que el que siembra escasamente, escasamente segará. ¿Para qué son estos sobres de "la semilla de ofrenda de fe?" para recolectar mucho dinero de aquellos que se dejan engañar por el evangelio de la codicia. Con este método lograron comprar muchas radios e incluso ahora son dueños de los canales de TV. más importantes en los EE.UU.

Todo esto ha despertado la codicia a muchos y ahora tienen muchos imitadores en varios países, empresarios que comercializando con la superstición y la avaricia, también están logrando acumular gran poder por estos medios inescrupulosos y anti bíblicos.

Enviar pedacitos de género "ungidos", pañuelitos milagrosos, es brujería. Esta técnica que ha sido empleada por los brujos de todas las épocas, es la que están utilizando en muchas iglesias que han caído en el espiritismo y como es lógico, tratan de justificar esto con algunos pasajes aislados de la Biblia.

Esto no debiera sorprendernos, porque el padre de mentiras "Satanás" también empleó la misma estrategia aún con el Hijo de Dios. Bien se ha dicho que el veneno para ratas contiene un 98% de alimento bueno y agradable para atraerlas, pero sólo un 2% que las mata. Así son los mensajes de los pseudo evagélicos, pueden contener hasta un 98% que sea bíblico, pero ese 2% de veneno mortal es lo que mata a quienes les escuchan.

Para darle una apariencia de cristiana, cogen aisladamente algunos versículos de la Biblia para vender su mentira. Porque eso es lo que literalmente hacen, ``venden'' esa mentira y como las mayorías aman más la mentira que la verdad, esto les ha resultado muy rentable.

Citan Hch. Cap. 5 y cap. 19 donde en muy breves versículos el Espíritu Santo relata lo que Dios estaba haciendo "por medio de los apóstoles", como dice en el versículo 12 "y por mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo".

Claramente dice que esto fue realizado por "medio de los apóstoles". Eran las señales a las que apeló Pablo para defender su apostolado, como dice en 2Cor. 12:12 "con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros".

Las señales, prodigios y milagros no fue el común de todos los cristianos en la iglesia primitiva, sino que fueron señales de un apóstol, esta es la razón por la cual Pablo las presenta como pruebas, no de su espiritualidad, sino de su apostolado.

Los apóstoles tenían poderes milagrosos como mensajeros de Dios, y también fueron dados a aquellos que estaban estrechamente relacionados con ellos y fueron comisionados personalmente por los apóstoles. Por esta razón asegura en 1Cor. 12:29 que no todos hacen milagros.

Esto concuerda con Mr. 16 verso 14 cuando dice: "Finalmente se apareció a los once", verso 15 "y les dijo: Id por todo el mundo" verso 20 "y ellos (los once), saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían".

En la Epístola a los Heb. dice en el cap. 2 versos 3 y 4 "testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros". Por lo tanto, cuando en Hch. Cap. 19 versos 11 y 12 nos habla de los milagros y señales que Pablo hizo, Dios está ratificando, confirmando públicamente su apostolado.

Los brujos y charlatanes de hoy no tienen ningún derecho a colgarse de estos versículos, no sólo porque Dios ahí está dando reconocimiento público al apostolado de Pablo, sino que los ministros de Satanás lo están haciendo para recaudar dinero para ellos y peor aún, usando el nombre del Señor.

Pablo, ni ningún apóstol, jamás aceptaron dinero por un milagro que realizaron, es más, lo rechazaron. Dice Dios en 2Cor. 11:13 al 15 "Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras".

A estos espiritistas también les podrá escuchar decir: "Ponga su mano en el receptor y la otra en el lugar que le duele", eso también es un método practicado por la brujería y condenado por la Palabra de Dios, como todos los procedimientos y astucias utilizadas por los brujos.

La superstición esclaviza y los aleja de Dios. Eso se puede apreciar fácilmente en sus reuniones, allí, y esto es lo que ellos mismos dicen, casi todos están poseídos de demonios. Porque emplean gran cantidad de tiempo en exorcismo, uno por uno van pasando adelante para que su gran maestre les libere de diversos espíritus demoníacos.

Si Dios dice que el verdadero creyente es templo del Espíritu Santo y que el Espíritu Santo mora, habita y permanece en nosotros, y también dice que si alguno no tiene el Espíritu Santo, el tal no es de él, ¿Cómo podría un hijo de Dios, quien es templo del Espíritu Santo, tener al mismo tiempo el Espíritu Santo y los demonios?

En 2Cor. 6 Dios dice: ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas? ¿Qué concordia Cristo con Satanás? Vosotros sois el templo del Dios viviente. Entonces, si en el lugar que Ud. está, ve que la mayoría dice que tiene un espíritu demoniaco y que necesita se le practique un exorcismo y cada semana es lo mismo.

Debo decirle con mucho temor y con la autoridad que me confiere la Palabra de Dios: "Ud. no está en la iglesia del Señor, sino en una verdadera cueva de demonios", Ud. no está donde mora el Espíritu Santo, sino los demonios.

Escuche lo que el Señor le dice en el mismo pasaje que acabo de citar 2Cor. 6, en el verso 17 "Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor".

Porque ¿Cómo podría estar el Espíritu Santo en un lugar que ellos mismos reconocen que está lleno de personas que tienen malos espíritus? Dios no junta lo santo con lo inmundo. Que el Espíritu Santo, conforme a su promesa, le guíe a toda verdad.




Capítulo 11 Capítulo 13



¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com